Venezuela acuerda con Rusia la reestructuración de una deuda de 3.000 millones de dólares

Economía y Capital

Venezuela acuerda con Rusia la reestructuración de una deuda de 3.000 millones de dólares
Foto: Miraflores Palace| Reuters

Rusia y Venezuela han acordado reestructurar la deuda pública venezolana según las «condiciones convenidas», ha declarado el ministro de Finanzas ruso, Anton Siluanov, citado por la agencia Interfax. El mercado especula con una inminente cesación de pagos de Caracas por lo que Rusia podría ser el salvavidas del gobierno de Nicolás Maduro que enfrenta una fuerte crisis económica. «En lo que concierne a Venezuela tenemos un acuerdo para una reestructuración. Venezuela confirmó en efecto las condiciones convenidas por lo que el proceso pasará a la fase final (…) están listos a reestructurar según las condiciones convenidas», declaró, según Interfax.

La agencia rusa RIA Novosti citó al embajador venezolano en Rusia, Carlos Faría Tortosa, precisando que la firma de un acuerdo entre los dos países intervendrá de aquí al 15 de noviembre. A principios de octubre, en ocasión de una visita a Moscú, el presidente venezolano Nicolás Maduro y el presidente ruso Vladimir Putin discutieron una eventual reestructuración de la deuda venezolana.

El jueves Maduro anunció que su gobierno iniciaría el refinanciamiento y una reestructuración de su deuda exterior estimada en unos 150.000 millones de dólares, sin precisar los mecanismos que utilizaría.

En total, para fin de año, Venezuela debe pagar entre 1.400 y 1.800 millones de dólares de intereses por varios bonos.

Según algunos analistas, el país, hundido en una crisis política aguda, podría entrar este fin de semana en cesación de pagos, cuando expiran los últimos vencimientos de unos bonos venezolanos.

Rusia prestó en 2011 2.800 millones de dólares a Venezuela para financiar la compra de armamento, en particular tanques y misiles. Rusia había decidido en 2015 ser flexible con Venezuela, su principal socio estratégico en Latinoamérica.

El gigante petrolero Rosneft, controlado por el Estado ruso, indicó en agosto que la petrolerea estatal PDVSA le debe 6.000 millones de dólares desde 2014, de los cuales 2.500 millones girados entre mayo de 2016 y abril de 2017 como adelanto por los contratos de entrega de petróleo y combustible previsto para 2019.