Unos 400 niños migrantes llegaron a las costas europeas las dos primeras semanas de enero

Lifestyle

Unos 400 niños migrantes llegaron a las costas europeas las dos primeras semanas de enero
Foto: Olmo Calvo

Unos 400 niños refugiados y migrantes –29 niños por día– llegaron a las costas de Grecia, Italia y España solo durante las dos primeras semanas de enero. Según ha advertido Unicef, estos niños se enfrentan a viajes especialmente peligrosos debido a las temperaturas heladas y las aguas agitadas propias de los meses de invierno.

Por esta razón la organización ha instado a los gobiernos europeos a que lleguen a un acuerdo para proteger a los niños refugiados y migrantes que continúan afrontando graves peligros y violaciones de sus derechos más básicos durante sus peligrosos viajes por mar, así como cuando llegan a Europa, según denuncia.

El fin de semana pasado unas 170 personas murieron o desaparecieron en dos naufragios en el Mediterráneo. De acuerdo a algunas informaciones, había niños y una mujer embarazada a bordo. La semana pasada, una niña de 9 años procedente de Irak se ahogó en el Mediterráneo mientras trataba de alcanzar la isla de Samos con su familia.

A principios de año, al menos seis niños quedaron a la deriva en el Mediterráneo a bordo del Sea Watch 3, ya que el barco no tenía permitido atracar en puerto. Los niños a bordo estuvieron en un limbo, en algunos casos de hasta 18 días, sin acceso a atención médica urgente y otros servicios básicos hasta que finalmente se les permitió desembarcar.

“Todos los días hay niños que se juegan la vida en aguas peligrosas y a temperaturas heladoras con la esperanza de encontrar la seguridad y las oportunidades que les permitan construirse un futuro decente. Un acuerdo de toda la región evitaría que estos niños –muchos de los cuales ya han sufrido explotación y abuso durante su largo viaje– sufrieran más”, dice Afshan Khan, directora regional de UNICEF en Europa y Asia Central y coordinadora especial de la respuesta migratoria en Europa.

Se calcula que, en 2018, 23.000 niños refugiados y migrantes llegaron por mar a Grecia, Italia y España. La gran mayoría huían de la guerra, la extrema pobreza y la persecución.

El año pasado Unicef pidió 34 millones de dólares (casi 29 millones de euros) para ayudar a los niños refugiados y migrantes en Europa. Se recibieron 15 millones en total, dejando una brecha de financiación del 55%.