Unas 1.300 personas LGTBI han sido asesinadas en Latinoamérica desde 2014

Mundo Ethos

Unas 1.300 personas LGTBI han sido asesinadas en Latinoamérica desde 2014
Foto: Anderson Parreiras Riedel Lima

Unas 1.300 personas LGTBI han sido asesinadas en Latinoamérica entre enero de 2014 y junio de 2019. La mayoría de muertes se han producido en Colombia, México y Honduras, según un informe regional dado a conocer en El Salvador.

El documento, denominado El prejuicio no conoce fronteras, da cuenta de 1.292 homicidios de miembros del colectivo en nueve países de Latinoamérica y el Caribe durante ese período. 

Los asesinatos se han dado en un «escenario de retroceso» ante «una oleada conservadora que persigue un modelo de sociedad desigual, excluyente y reaccionario» en la región, señala el informe de la Red Regional de Información sobre Violencias LGBTI en América Latina y el Caribe.

La mayor parte de las muertes violentas se concentran en Colombia, México y Honduras, con 1.108 casos, que representan el 85,7% del total

La mayoría de víctimas son hombres gais y mujeres trans entre los 18 y 25 años, aunque en países como República Dominicana se registran homicidios de jóvenes de hasta 13 años de edad.

En Colombia, Perú, República Dominicana y Paraguay las víctimas son asesinadas principalmente con un «objeto cortante o punzante«, mientras que en México, Honduras, Guatemala y El Salvador con armas de fuego.

«A pesar de estos datos tan alarmantes, los Estados de la región continúan sin definir líneas claras y efectivas para prevenir, investigar y sancionar adecuadamente la violencia contra las personas LGBTI», advierte el documento, elaborado con datos de diversas organizaciones sociales.

Añade que estas muertes «impactan de manera desproporcionada a un grupo tradicionalmente excluido» y muchas de ellas están motivadas por prejuicios sociales. «El mensaje detrás de estas violencias es claro: las personas LGBTI deben ocultar su sexualidad e identidad a cambio de mantenerse con vida», sostiene el estudio.

El informe no refleja los datos recabados en Brasil, donde las «proyecciones preliminares» cifran en 1.650 los asesinatos, con lo que el número de homicidios podría superar los 2.900. La situación de las muertes violentas en este país se dará a conocer en otro informe.

Según el documento presentado en San Salvador, Brasil «quizá es uno de los países que reporta mayores retrocesos en la región» en materia de derechos humanos de este sector de la población.

El pasado 28 de junio, durante la conmemoración del 50 aniversario de la Revuelta de Stonewall, el Gobierno brasileño eliminó el Consejo Nacional LGBTI.

Una situación similar se registró en El Salvador con la llegada de Nayib Bukele al Ejecutivo el 1 de junio pasado, que eliminó la Secretaría de Inclusión Social por lo que «no hay aplicación» de las políticas a favor de la diversidad sexual dejadas por la anterior Administración.