El portavoz del gabinete técnico creado por la Consejería de Salud y Familias para el seguimiento de este brote, José Miguel Cisneros, ha explicado en rueda de prensa que la llamada a las miles de embarazadas se hará por médicos públicos y privados desde esta semana, y ha vaticinado que en "pocos días" estarán todas avisadas.