Una novedosa prueba de ADN permite identificar 16 años después a una víctima del 11S

Energía y Medioambiente

Una novedosa prueba de ADN permite identificar 16 años después a una víctima del 11S

Una novedosa prueba de ADN ha hecho posible identificar a una víctima del 11S, 16 años después de los atentados terroristas de Al Qaeda en Estados Unidos. La persona identificada es un hombre cuya identidad no ha sido revelada por su familia, informa The Independent. De este modo, son ya 1.641 personas identificadas de las 2.753 que murieron en los ataques en 2001.

Una novedosa prueba de ADN ha hecho posible identificar a una víctima del 11S, 16 años después de los atentados terroristas de Al Qaeda en Estados Unidos. La persona identificada es un hombre cuya identidad no ha sido revelada por su familia, informa The Independent. De este modo, son ya 1.641 personas identificadas de las 2.753 que murieron en los ataques en 2001.

Desde marzo de 2015 no se había realizado ninguna otra identificación de las personas muertas en las Torres Gemelas y el Pentágono. Los restos identificados ahora con la novedosa prueba de ADN fueron descubiertos por la el departamento de medicina forense del Ayuntamiento de Nueva York, encargado de analizar el ADN recuperado durante los trabajos de rescate realizados en 2001. La tecnología usada por los forenses para analizar las muestras era, hasta ahora, bastante limitada.

Todavía hay 1.112 personas que no han sido identificadas tras morir en el World Trade Center, contra el que chocaron dos aviones de pasajeros provocando el derrumbe de las dos torres. A los familiares de estas personas nos les queda otra opción que esperar y confiar en que se produzca algún hallazgo que les permita enterrar a sus seres queridos.

Durante todo este tiempo, desde 2001, la tecnología para determinar el ADN de las personas ha avanzado con la aportación de millones de dólares para intentar de conectar los 21.900 piezas encontradas entre los restos de las torres con las personas a las que pertenecieron.

Según The Independent, los esfuerzos no han sido nada sencillos. Hubo muy pocos cuerpos enteros recuperados tras los atentados cometidos con los aviones, y el impacto de varios factores medioambientales hizo difícil analizar los restos hallados. Entre esos factores están las altas temperaturas producidas por el queroseno de los aviones, bacterias y productos químicos implicados en las explosiones y en el derrumbe de las Torres Gemelas.

Los investigadores han comenzado en fechas recientes a usar un novedoso método que pulveriza algunos de los restos antes de analizar las muestras con otras de ADN aportadas por familiares de víctimas desaparecidas. La mayoría de las nuevas pruebas se han hecho con víctimas de estos ataques ya identificadas.