The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Una iglesia de Texas rechaza a una voluntaria lesbiana y judía que ayudaba a víctimas de Harvey

Redacción TO

Carmen Hix es judía, pero cuando vio que una iglesia cristiana de Texas buscaba voluntarios para ayudar a las víctimas del huracán Harvey, ignoró los credos y decidió que lo primero eran los afectados. Pero después de que la Calvary Church (Iglesia del Calvario), en Friendswood, una ciudad en el área metropolitana de Houston, descubriera que Hix, una veterana de la Marina de 62 años, es judía y lesbiana, decidió prescindir de sus servicios, según denuncia en una publicación en su perfil personal de Facebook.

"He estado trabajando como voluntaria los últimos días sin descanso", expone, a la vez que justifica la elección de esa iglesia en concreto porque estaba "cerca" de su casa. "Me tomé una semana libre en el trabajo para hacerlo. Doné comida por valor de más de 500 dólares", explica. Pero denuncia que ha sido "despedida" porque se identifica "como judía" y no quiso "decir que era cristiana". Descubrieron su religión porque Hix decía "Shalom" después de sus oraciones. Fue ahí cuando le pidieron que se marchara y no volviera, dice. En declaraciones a la revista Newsweek, Hix ha explicado la conversación que mantuvo con el pastor del templo, Ron Hindt. "Le pregunté: '¿Así que si fuera una mentirosa de mal corazón y te dijera lo que quieres oír, que soy cristiana, tendría permiso para seguir contribuyendo para los menos afortunados que yo?'. Me dijo: 'Sí'", denuncia.

Tras contarle "lo que pensaba" a la iglesia, el pastor le comentó que "se pensaba o se rumoreaba que era lesbiana, lo cual está en contra de las creencias cristianas". Hix denuncia que cuando se apuntó para la tarea nadie le preguntó cuál era su religión ni su sexualidad. "Cuando me necesitaste, no importaba. Ahora que estáis disminuyendo la operación, parece que importa", protestó ante el cura. "Me dio el aburrido 'bla, bla, bla' al que tienen tendencia los pastores", dice. Y concretamente le dijo, según denuncia: "No podemos dejarte representar a nuestra iglesia dado que ser lesbiana es un pecado". ¿Su respuesta? "Le hice saber que debería avergonzarse de llamarse cristiano".

Ahora, Hix pide a la población que deje de colaborar con esta iglesia para ayudar a los afectados por Harvey.