The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Alemania

Una bomba de la Segunda Guerra Mundial obliga a evacuar el centro de Berlín

Redacción TO
Última actualización: 20 Abr 2018, 10:37 am CET
Foto: Axel Schmidt | Reuters

Las autoridades berlinesas han ordenado la evacuación de la estación central de tren, numerosas viviendas y edificios públicos para permitir desactivar una bomba británica de la Segunda Guerra Mundial. Aunque el artefacto, de 500 kilos, ha sido calificado de “seguro”, a las 09:00 horas ha comenzado la evacuación de “todos los edificios en un perímetro de 800 metros” alrededor de la bomba.

El artefacto, que fue encontrado por los trabajadores de una obra en el centro de la ciudad, se desactivará a lo largo de la mañana, cuando la evacuación haya finalizado.

La medida afectará a unas 10.000 personas, según informa la agencia de prensa alemana DPA, además de a los usuarios del transporte público en el centro de la capital.

Los trenes no se detendrán en la estación central y, a partir de las 11:30 horas, el tráfico quedará prohibido en la zona hasta que finalice la operación. A esto hay que añadir el cierre de numerosas estaciones de tranvía, autobús, metro y trenes de cercanías. La evacuación también afecta al aeropuerto Tegel de Berlín, donde no podrá aterrizar ningún vuelo.

Esta operación también ha obligado a evacuar numerosos edificios públicos, como los ministerios de Economía y Transportes, un hospital militar, el complejo en obras de los servicios de inteligencia, el museo de arte contemporáneo Hamburger Bahnhof y el Museo de la Historia de la Medicina.

Alemania está acostumbrada a este tipo de operaciones, pues los hallazgos de bombas de la Segunda Guerra Mundial son bastante corrientes en el país. Por lo general, estos artefactos pueden ser desactivados, pero en algunas ocasiones es necesario realizar una explosión controlada.

La mayor evacuación de este tipo desde 1945 tuvo lugar en septiembre de 2017 en Frankfurt, donde se descubrió una bomba británica con una carga explosiva de 1,4 toneladas. La operación policial para desactivarla afectó a unos 65.000 habitantes.