Un roedor, el primer mamífero en extinguirse debido al cambio climático

Energía y Medioambiente

Un roedor, el primer mamífero en extinguirse debido al cambio climático
Foto: Wikipedia

Una pequeña rata que vivía en una isla frente al norte de Australia es el primer mamífero del mundo que se sabe que se ha extinguido debido al «cambio climático provocado por el hombre», asegura el Gobierno.

Los Melomys rubicola habitaron una pequeña isla en la Gran Barrera de Coral, que mide aproximadamente cinco hectáreas y está ubicada en el estrecho de Torres, entre el estado de Queensland y Papua Nueva Guinea. De acuerdo con un informe publicado por la Universidad de Queensland en 2016, el mamífero no había sido visto al menos en 10 años, por lo que fue declarado extinto inicialmente después de que los esfuerzos de conservación «exhaustivos» fracasaran. Ese hallazgo ha sido confirmado por el Gobierno australiano este mismo lunes.

Según el informe de 2016, la causa de su extinción fue «casi con toda seguridad una inundación oceánica» causada por el aumento del nivel del mar en la última década, que había llevado a una «pérdida dramática de hábitat». «No es una decisión que se tome a la ligera», dijo Geoff Richardson, subsecretario de Medio Ambiente y Energía, a los miembros del Senado o de la Cámara Alta del Parlamento. «Cuando algo aparece como extinto, esencialmente deja de recibir protección».

>Se cree que varios cientos de roedores ocupaban la isla en los años setenta, pero su población disminuyó rápidamente a partir de entonces. Para 1992, la población había disminuido tanto que el Gobierno del estado de Queensland clasificó a la especie como en peligro de extinción.

Los críticos de los esfuerzos de conservación de Australia dicen que la extinción de los Melomys ha sido provocada por la falta recursos para preservar la vida silvestre. «La extinción de Melomys rubicola es una tragedia absoluta», ha apuntado la senadora del partido de los Verdes, Janet Rice, quien preside una investigación del Senado sobre la crisis de extinción del país. «Los tóxicos del carbón son la sentencia de muerte para muchos de nuestros otros animales amenazados«, apunta, refiriéndose a las políticas mineras de los principales partidos políticos.Si las temperaturas siguen aumentando, casi el 8% de todas las especies en el mundo podrían extinguirse, según un estudio realizado en 2015 por la Universidad de Connecticut. Las especies que habitan en Australia, Nueva Zelanda y América del Sur se consideran en mayor riesgo.