Un nuevo informe sitúa a España entre los países con el aire más limpio del mundo

Energía y Medioambiente

Un nuevo informe sitúa a España entre los países con el aire más limpio del mundo
Foto: Jorge Fernández Salas

El Informe Mundial de Calidad del Aire 2019 sitúa a España en el grupo de países con mejor calidad del aire y señala a Villalba de Guardo (Palencia) como la localidad más limpia de Europa. El documento, elaborado por la plataforma de información sobre calidad de aire ambiental IQAir AirVisual, señala que España figura en el puesto 82 de su lista mundial, que incluye 98 países de los cuales los más contaminados aparecen en los primeros lugares y los menos en los últimos.

La posición española se debe a su baja concentración media de partículas en suspensión de menos de 2,5 micras (PM2.5) en el aire con una cantidad de 9.7, una cifra que contrasta con los altos niveles de países en lo alto del ‘ranking’, como Bangladesh (con 83.3) o Pakistán (con 65.8). En cuanto a la clasificación regional, Villalba de Guardo (Palencia) se sitúa en la categoría de localidad más limpia de todo el continente europeo, con una concentración de partículas de PM2.5 de 3.8, empatada en este primer puesto con las ciudades de Bodo (Noruega) y Salao (Portugal).

Este informe analizar los datos de este tipo de partículas con objeto de «crear conciencia sobre el acceso público a los datos de calidad del aire», según el propio documento. El texto añade que las partículas PM2.5 tienen un origen antropogénico, ya que «en buena medida» provienen de las emisiones de los vehículos diésel en las ciudades, la industria y la quema de carbón.

Su efecto sobre la salud humana es «grave» debido a su microscópico tamaño que permite «una gran penetración» en las vías respiratorias y en el riego sanguíneo. Entre las dolencias generadas o agravadas por ellas figuran el asma, el cáncer de pulmón y las enfermedades cardíacas, pero también se ha asociado con aumento de infecciones respiratorias agudas y accidentes cerebrovasculares. Según este estudio, sólo el 36% de las ciudades europeas cumplió el objetivo anual de la Organización Mundial de la Salud para PM2.5, aunque existen otros riesgos contaminantes, como los altos niveles de concentración de óxidos de nitrógeno (NOx), amoníaco (NH3) y dióxido de nitrógeno (NO2).

«La contaminación del aire supone el mayor riesgo ambiental para la salud que enfrenta la población global», advierte este informe, ya que «el 92% de la población mundial respira aire tóxico» que estima contribuye a la muerte prematura de «siete millones de personas al año». Además, denuncia que «vastas poblaciones de todo el mundo carecen de acceso a información sobre la calidad del aire», y a menudo son justo estas áreas las que tienen el aire «más contaminado» y ponen en riesgo la salud de grandes poblaciones, por lo que pide un mayor «monitoreo de datos».

El Informe Mundial de Calidad del Aire 2019 se basa en «datos de la plataforma centralizada más grande del mundo para la calidad del aire en tiempo real», que combina los esfuerzos de miles de iniciativas dirigidas por ciudadanos, comunidades, empresas, organizaciones sin fines de lucro y gobiernos.