Un mando policial acusa a los Mossos de filtrar 271 veces la ubicación de la Policía el 1-O

Política y Conflictos

Un mando policial acusa a los Mossos de filtrar 271 veces la ubicación de la Policía el 1-O
Foto: Manu Fernandez

El jefe de la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional en Cataluña, Juan Manuel Quintela, ha denunciado el espionaje de los Mossos d’Esquadra hacia la Policía Nacional durante el 1 de octubre de 2017, fecha del referéndum de autodeterminación. «Hay 271 comunicados en los que los Mossos d’Esquadra informan de la ubicación de nuestras unidades en la ciudad de Barcelona», ha explicado el comisario en el juicio del procés en el Tribunal Supremo.

Quintela considera que esta actuación de los Mossos «no puede ser aislada» dado que las labores de seguimiento y vigilancia se repitieron en las cuatro provincias catalanas desde antes del 1-O hasta días posteriores. «Se lanzó un comunicado por parte del Centro de Coordinación Operativo (CECOR) de los Mossos en el que se daba la instrucción de comunicar cualquier movimiento de la Policía Nacional y la Guardia Civil».

El comisario, sobre el que pesa una investigación en un juzgado de Barcelona por el cerco a la sede de la CUP durante la jornada de registros del 20S, también ha señalado que la Policía pudo comprobar cómo funcionarios utilizaban vehículos de los Mossos para dirigirse a los centros de votación «avisando de la inminente llegada de los agentes el 1-O», y que esto se encuentra en las comunicaciones de la Policía autonómica.

«Se están moviendo las unidades de Policía y Guardia Civil en el Piolín» – nombre coloquial del barco donde se instalaron los agentes destinados a Cataluña–, fue una de las comunicaciones de los Mossos que, solo en la ciudad de Barcelona, ascendieron a 271, según las escuchas de las grabaciones del CECOR.

El comisario ha recordado un episodio «de extrema gravedad y fuera de lugar» posterior al referéndum del 1-O, cuando un vehículo camuflado de la Policía fue seguido de noche por otro con el logotipo de los Mossos. «Después de circular durante cinco o diez minutos paran el coche, se bajan dos miembros de la patrulla, echan mano del arma enfundada y les piden la documentación a los agentes de Policía», ha relatado Quintela.

«En algunos extremos los Mossos obstaculizaron la labor de la Policía Nacional en los centros de votación»

El jefe de la Brigada de Información de la Policía Nacional en Cataluña ha acusado a los Mossos de «obstaculizar» su labor contra el 1-O, hasta el punto de que un mando bloqueó la entrada de los agentes al grito de «dejadles votar» y otro saludó «reglamentariamente» a los votantes concentrados.

Según el comisario, la actitud de los binomios de la policía catalana que fueron enviados a los centros de votación «fue pasiva en la mayoría de los casos», aunque en algunos extremos llegaron a obstaculizar» la labor de la Policía Nacional y recibieron instrucciones de «no colaborar».

La exconsellera Ponsatí, acusada de «liderar» la resistencia a la Policía en su departamento

El comisario de la Policía Nacional también ha afirmado en el juicio del procés que la exconsellera de Educación Clara Ponsatí dirigía la resistencia a la labor policial el 1-O en su departamento. Según ha relatado, cuando los policías llegaron a su departamento con el mandato de impedir el 1-O, estaba ahí la consellera Ponsatí acompañada por su escolta, quien dijo a los agentes que era «compañero».

Ella, por su parte, «estuvo un poco dirigiendo la resistencia a la labor policía», ha añadido el comisario, quien ha indicado que fue el único miembro del Govern con el que tuvieron incidentes ese día.