Un informe alerta del descenso de la calidad democrática en el mundo

Futuro

Un informe alerta del descenso de la calidad democrática en el mundo
Foto: Ariana Cubillos

La calidad de la democracia está descendiendo a escala global. Es la conclusión del informe El estado de la democracia en el mundo y en las Américas 2019, elaborado por el Instituto IDEA (International Institute for Democracy and Electoral Assistance). El documento señala que, «si bien en las últimas cuatro décadas la democracia se ha expandido notablemente a escala mundial, los años recientes se han visto marcados por declives en la calidad de las democracias, tanto las más antiguas como las más recientes».

El informe señala que cerca de dos quintos de la población mundial vive en países democráticos, frente al 36% que se registraba en 1975, pero las buenas noticias acaban ahí. «Hoy en día, el valor, viabilidad y futuro de la democracia, están siendo puestos a prueba más que nunca en la historia moderna«, alerta el estudio. «Mientras las últimas cuatro décadas han visto una expansión sin precedentes de la democracia en todas las regiones del mundo, en los últimos años se han visto retrocesos tanto en democracias jóvenes como en las democracias antiguas«.

Imagen: IDEA

Un dato que ilustra este declive es que, si un 47% de las democracias eran de alta calidad —puntuaban alto en los cinco atributos medidos— en 1980, esa cifra desciende hoy al 22%. Es decir, solo 21 democracias del mundo sacan buena nota en los cinco apartados —Gobierno representativo, derechos fundamentales, control del Gobierno, administración imparcial y participación—. De ellas, 14 son países europeos, entre ellos España, único momento en el que el informe menciona nuestro país. En Europa es donde se encuentran «los casos más graves» de «retroceso democrático». Se trata de Hungría, Polonia, Rumania, Serbia y Turquía.

Pero la peor nota se la lleva Venezuela. El informe se muestra contundente con el país latinoamericano: «Venezuela representa el caso más grave de retroceso democrático de las últimas cuatro décadas. Venezuela es el único país que ha pasado de ser una democracia con una puntuación alta en Gobierno Representativo (en 1975) a un régimen no democrático en la actualidad». Además, señala también los efectos dañinos que este declive está teniendo en Latinoamérica: «El colapso democrático de Venezuela ha afectado indirectamente al resto de la región y ha generado la crisis migratoria y humanitaria más grave de la historia de América Latina».