The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Un diputado conservador pide prohibir la entrada de inmigrantes no cualificados durante cinco años

Redacción TO
Última actualización: 22 Feb 2019, 4:44 pm CET
Foto: Andrew Yates | Reuters

Un diputado conservador defensor del Brexit ha solicitado a la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, que prohíba la entrada al país a inmigrantes no cualificados durante cinco años, argumentando que las políticas de empleo se deben centrar en los británicos jóvenes en el paro.

El grupo pa favor del Brexit, Leave Means Leave (Marcharse, significa marcharse, en español) favorece la línea dura de las políticas de May. El grupo aboga por dejar el Mercado Común y tomar el control sobre las fronteras de Reino Unido mediante un sistema de puntos, combinado con la entrega  puntual de permisos de trabajo, para reducir la inmigración en 50.000 personas al año, la mitad del objetivo fijado por el gobierno de May.

Stephen Woolfe, un miembro independiente del Parlamento Europeo, representa la campaña. En una entrevista que concedió a la cadena de radio LBC, Woolfe explicó que la filosofía detrás de “Reino Unido primero” (Britain First, en inglés) era “reducir los números” a lo largo de cinco años y reforzar el departamento de Inmigración. “Este nuevo sistema de permisos dará a los británicos lo que votaron en el referéndum. Esto no significa que vayamos a acabar con la inmigración, si no que continuaremos alentando a las mejores y más brillantes personas a emigrar y a asentarse aquí”.

La introducción de estrictos controles en las fronteras, un límite anual de inmigrantes así como  la prohibición de la inmigración no cualificada durante cinco años, permitirá reducir el número anual neto de inmigrantes cada año y ayudará a construir una sociedad más cohesionada, según esta propuesta.

El visado de trabajo sólo se concederá a quien ya tenga una oferta de trabajo, es decir, alguien a quién la empresa avale y cuyo salario sea como mínimo de 35.000 pounds anuales. El inmigrante además deberá acceder a pagar un plan privado de sanidad durante cinco años para prevenir que se aproveche del NHS hasta que no esté establecido como inmigrante cualificado.

Los críticos de esta campaña argumentan que el Reino Unido da por sentado que el flujo migratorio trae consigo inmigrantes cualificados y no cualificados a partes iguales para industrias que sufren escasez de trabajadores y que les va a ser posible elegir.

El plan, según aclara Anna Soubry, parlamentaria contra el Brexit, “no reducirá el número de inmigrantes, porque aún necesitamos gente de la UE y otras partes del mundo para que hagan nuestra economía aún más fuerte. Los inmigrantes contribuyen a nuestra economía y a nuestra cultura, deberíamos darles la bienvenida en el tradicional espíritu de tolerancia británica. El grupo Leave, mean Leave no entiende que la economía de Reino Unido depende de los inmigrantes.”.

Stephen Woolfe y su campaña contra la inmigración además explica en su informe que no se debería garantizar la residencia a los europeos que llegaron después de que May presentara el artículo 50 en la UE. También han pedido al gobierno que ponga una fecha definitiva para impedir la entrada de europeos a suelo británico y que prohíba a los nuevos inmigrantes el acceso a las ayudas sociales al menos durante cinco años y eso sólo si pagan una cierta  cantidad.