Trump refuerza su cruzada contra las tecnológicas y acusa a Google de conspirar para su derrota en 2020

Futuro

Trump refuerza su cruzada contra las tecnológicas y acusa a Google de conspirar para su derrota en 2020

El magnate disputa una batalla mediática contra las principales compañías de Silicon Valley por considerarlas anticonservadoras

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que critica con frecuencia a los gigantes de la tecnología por considerarlos políticamente sesgados, ha acusado a Google de perjudicarlo ilícitamente de cara a las próximas elecciones presidenciales del año que viene.

Trump se ha hecho eco de las acusaciones realizadas en el canal de corte conservador Fox News por Kevin Cernekee, un exingeniero de Google que afirma que el grupo californiano quiere «asegurarse de que Trump pierda en 2020». El magnate también ha citado a un periodista que sostiene que en 2016 Google eliminó los artículos negativos sobre la aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, y dio más visibilidad a otros artículos negativos sobre Trump.

«Todo esto es muy ilegal», ha dicho el presidente, justo antes de advertir: «Estamos siguiendo de cerca a Google».

La empresa ha contestado a las insinuaciones formuladas por Trump. «Tergiversar los resultados con fines políticos sería perjudicial para nuestro negocio y anularía nuestra misión de proporcionar contenido útil a todos nuestros usuarios», ha dicho un portavstados Unoz de Google a la AFP. Además, «las declaraciones del exempleado insatisfecho son absolutamente falsas», ha agregado el portavoz sobre Cernekee, quien afirma haber sido despedido por expresar su punto de vista conservador. El gigante tecnológico alega que infringió varias reglas internas, como el uso de un dispositivo personal para descargar documentos internos confidenciales.

«Estamos haciendo todo lo posible para diseñar nuestros productos y aplicar nuestras políticas de manera que no tengan en cuenta las tendencias políticas«, ha concluido el portavoz de Google.

Dicho esto, la ofensiva de Trump contra los gigantes de Silicon Valley no es nueva. A principios de julio, el magnate organizó una cumbre sobre redes sociales en la Casa Blanca, que no contó con los principales actores del sector, como Twitter o Facebook, pero sí con personalidades y organizaciones ultraconservadoras.

Es de sobra conocida que estas compañías se sienten más próximas al progresismo del Partido Demócrata. Si atendemos a las donaciones que realizaron en la última campaña electoral, Google entregó 6,7 millones de dólares a los demócratas y 700.000 a los republicanos, Facebook 3,9 millones a los primeros y 580.000 a los segundos, y Netflix 3,7 millones y 75.000, respectivamente.