The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Trump amenaza a Honduras, Guatemala y El Salvador si no frenan las caravanas de migrantes

Redacción TO
Foto: EDGARD GARRIDO | Reuters

El presidente Donald Trump ha amenazado a Honduras, Guatemala y El Salvador con cortar la ayuda económica estadounidense a estos países si no frenan la caravana de miles de migrantes que salieron el fin de semana de San Pedro Sula con destino a Estados Unidos.

"Hoy informamos a los países de Honduras, Guatemala y El Salvador que si permiten que sus ciudadanos, o terceros, crucen sus fronteras y lleguen a Estados Unidos, con la intención de entrar ilegalmente en el país, ¡todos los pagos hacia ellos se TERMINAN (FIN)!", ha dicho Trump en Twitter el martes por la noche.

Por la mañana ya había advertido a Honduras, desde donde salió este fin de semana la caravana, que si no se frenaba al grupo iba a cortar los fondos para ese país "con efecto inmediato", refiriéndose a un plan para entregar casi 66 millones de dólares en 2019.

El sábado, un grupo de más de 2.000 hondureños emprendió una marcha en San Pedro Sula, 180 km al norte de Tegucigalpa, hacia la frontera con Guatemala para llegar a Estados Unidos, una ruta de 2.000 kilómetros plagada de obstáculos y peligros.

Trump advirtió también de que "cualquiera que entre ilegalmente en Estados Unidos será arrestado y detenido antes de ser enviado de vuelta a su país".

En la tarde del lunes, muchos miembros de la caravana habían cruzado, sin embargo, la frontera de Guatemala.

La portavoz del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Katie Waldman, dijo que las noticias de la caravana son el resultado de los conocidos vacíos legales en los mecanismos para detener y luego liberar a los inmigrantes.

"Como lo hemos dicho y repetido, mientras que el Congreso no actúe, vamos a seguir teniendo fronteras abiertas de facto que garantizan futuras 'caravanas' y cifras récord de familias que entran ilegalmente a nuestro país", declaró Waldman en un comunicado.

La violencia en Centroamérica ha empujado a familias enteras, y en muchos casos a niños solos, a huir emprendiendo el peligroso viaje hacia Estados Unidos.

Este martes, un grupo de organizaciones sociales de Guatemala pidió al gobierno de su país que garantice los derechos de los migrantes, después de que el lunes las autoridades anunciaran que iban a prohibir la entrada de personas que no cumplieran con los requisitos legales.

El Gobierno de México también anunció que frenará el paso de los migrantes que no cumplan con la legislación. Pero el estado de Chiapas, en la frontera con Guatemala, aseguró que "tendrá las puertas abiertas para los migrantes centroamericanos".

Más de 500.000 personas cruzan clandestinamente la frontera sur de México cada año en su intento por llegar a Estados Unidos, según datos de Naciones Unidas.

Trump amenaza a Honduras, Guatemala y El Salvador si no frenan las caravanas de migrantes 1

Migrantes hondureños, parte de la caravana que intenta llegar a EEUU, en un improvisado albergue en Chiquimula, Guatemala. | Foto: Edgard Garrido | Reuters

La semana pasada el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, participó junto a sus homólogos de Guatemala y El Salvador en la Segunda Conferencia sobre la Prosperidad y la Seguridad en Centroamérica en Washington.

El Gobierno de EEUU otorga ayuda a estos países para la seguridad y el desarrollo, con el objetivo de frenar la emigración.

Este martes, el presidente Hernández acusó a la oposición hondureña de promover la caravana, aunque reconoció que hay causas "estructurales" para la emigración que vienen de lejos. También llamó a los migrantes a "desistir" de su marcha para no poner en peligro sus vidas, aunque sin referirse a las amenazas de Trump.

Por otro lado, dirigentes humanitarios en Honduras han denunciado la detención en Guatemala de Bartolo Fuentes, un exdiputado opositor hondureño que acompañaba la caravana.

La oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en estos tres países centroamericanos ha expresado su preocupación por la situación de las personas que integran la caravana, cifrando en 3.000 los migrantes que la componen, informa AFP.