Una sexta explosión en Texas causa al menos un herido

Cultura

Una sexta explosión en Texas causa al menos un herido
Foto: HANDOUT

Una nueva explosión en Texas ha causado al menos un herido el martes por la noche, informaron las autoridades que se suma a una serie de detonaciones que se han cobrado la vida de dos personas y han causado heridas a varias desde comienzos de marzo en este estado del sur de Estados Unidos.

«El FBI y la Policía de Austin responden a la denuncia de una explosión en el sur de Austin (…) Equipos de socorro informa de al menos un herido», ha dicho el FBI de San Antonio en Twitter al haciéndose eco del sexto ataque registrado en Texas. Según los servicios de emergencia médica de Austin, un hombre de unos 30 años fue llevado al hospital «con lesiones potencialmente graves, que no se espera que pongan en peligro su vida», informa AFP.

Los medios locales informaron de que la explosión tuvo lugar en una tienda de artículos de segunda mano Goodwill. Desde el 2 de marzo, se han producido cuatro explosiones en Austin, capital de Texas, con casi un millón de habitantes. Una quinta ocurrió la madrugada del martes en un centro de distribución de Fedex en Schertz, en las afueras de San Antonio.

No hubo heridos graves en la explosión en Schertz. La policía no confirmó las informaciones de medios de comunicación según las cuales el paquete contenía metralla y clavos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, criticó el martes los ataques en Texas, y dijo que su autor está «muy, muy enfermo«, horas después de producirse una quinta explosión y del hallazgo de un sexto artefacto.

Trump se refirió por primera vez públicamente a la oleada de explosiones que comenzaron hace 19 días y dejan ya dos muertos y seis heridos. «Los ataques con bomba en Austin son terribles. Las fuerzas del orden locales, estatales y federales trabajan mano a mano para llegar al fondo del asunto», dijo.

La Casa Blanca descartó por ahora un «nexo aparente con el terrorismo». «Estamos comprometidos para llevar ante la justicia a los autores de estos actos atroces. No hay un aparente vínculo con el terrorismo en este momento», dijo la secretaria de prensa Sarah Sanders.

El jefe de policía de Austin, Brian Manley, destacó una mayor sofisticación en los artefactos explosivos.

Las autoridades recibieron más de 1.200 llamadas desde que la semana pasada instaron a la población a informar sobre actividades y artículos sospechosos, dijo la policía.

El primer paquete bomba estalló el viernes 2 de marzo. Los artefactos explosivos fueron fabricados con componentes de venta libre en ferreterías, según los investigadores.