The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Torrent defiende el referéndum como vía para resolver "el conflicto político entre Cataluña y el Estado"

Redacción TO
Última actualización: 4 Mar 2019, 9:01 pm CET
Foto: Ballesteros | EFE

El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, que se ha declarado "feminista, "ecologista, antifascista", ha asegurado este lunes que votó el 1 de octubre en el referéndum de autodeterminación. "El conflicto político entre Cataluña y el Estado solo se resolverá mediante un referéndum", ha dicho.

"Fuimos miles los que participamos y, por tanto, tendríamos que ser miles los que nos sentáramos en el banco de los acusados", ha indicado. Su declaración en el juicio del procés como testigo, que debía haberse celebrado la semana pasad, se ha producido a primera hora de la tarde después de por la mañana declarara el ex secretario de Estado de Seguridad José Antonio Nieto.

Torrent, que antes de declarar ha querido dejar claro que varios de los acusados son diputados autonómicos y que eso supone un "perjuicio" al funcionamiento del Parlament.

"Yo voté el 1 de octubre y tengan presente que volveremos a votar", ha contestado Torrent a Javier Ortega-Smith, abogado de Vox, pese a que previamente había expresado su rechazo a que este partido de la extrema derecha actúe como acusación particular.

A la pregunta de la Abogacía del Estado sobre si la Mesa del Parlament está sujeta a las resoluciones de los tribunales, Torrent ha respondido que "está sometida a la legalidad, sobre todo al Estatuto y a las normas del parlamentarismo y la democracia".

Sobre las llamadas leyes de desconexión aprobadas por el Parlament los días 6 y 7 de septiembre, que el Tribunal Constitucional anuló, Torrent dijo que él hubiera actuado como lo hizo la entonces presidenta Carme Forcadell, procesada en este juicio, porque lo que hizo fue dar cumplimiento a un mandato de la ciudadanía. "Emanaban de la voluntad mayoritaria de diputados de la Cámara", ha dicho Torrent. "Por mucho que se juzgue aquí a estos hombres y mujeres demócratas, no vamos a cambiar", ha añadido el dirigente de ERC.

"No vamos a renunciar nunca a la voluntad mayoritaria de decidir nuestro futuro", ha manifestado en otro momento de la declaración, que apenas ha durado media después de que el presidente de la Sala, Manuel Marchena, la haya dado por finalizada tras negarle a algunas de las defensas la posibilidad de preguntar al testigo sobre los sucesos del 20 de septiembre.

Respetar el "ordenamiento constitucional”

Por su parte, el secretario segundo del Parlament y diputado del Partido Socialista de Cataluña, David Pérez Ibáñez, ha sostenido al declara como testigo que el órgano de Gobierno de la Cámara está obligado a no admitir a trámite las iniciativas contradigan el "ordenamiento constitucional”.

Además ha respondido con un "no lo recuerdo" a gran parte de las preguntas de la abogacía del Estado, representada por Rosa María Seoane. Pérez Ibáñez también ha argumentado que “votamos en contra de la comparecencia de Puigdemont porque estaba claro que quería explicar los resultados de la votación".

Lo mismo que Pérez Ibáñez ha sostenido Xavier Muro, secretario general del Parlament. “Cuando una iniciativa es contraria a la Constitución, la mesa no puede admitir su tramitación”, ha expresado.

Su comparecencia como testigo ha sido solicitado por la fiscalía, la abogacía del Estado y las defensas de Oriol Junqueras y Raül Romeva. Muro ha pedido reservar su derecho de imagen por lo que no aparecerá en ninguna transmisión televisiva.  "Advertimos verbalmente y por escrito sobre las sentencias del Tribunal Constitucional", ha insistido.

En la cuarta semana del juicio, la ronda de testificales la ha abierto Nieto, ex número dos de Zoido que ha cargado contra los Mossos de los que ha dicho que no tenían "el más mínimo interés" por coordinarse ante el 1-O. Por su parte, Torrent, que ha sido convocado como testigo por la acusación popular de Vox, a la que se ha referido como "la extrema derecha", ha defendido la actuación de su predecesora en la Cámara catalana, Carme Forcadell. "En su lugar, hubiera hecho exactamente lo mismo".