The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Todos contra todos en el último debate antes de las elecciones catalanas del 21D

Redacción TO
Última actualización: 28 Feb 2019, 4:47 pm CEST

Los partidos catalanes intensificaron este lunes los ataques mutuos en un debate electoral previo al 21D organizado por la televisión pública catalana TV3, no sólo entre los dos grandes bloques, el independentista y el constitucionalista, sino también entre los los soberanistas de ERC y Junts per Catalunya (JxCAT), y entre los no nacionalistas (Ciudadanos, PSC y PP), con Catalunya en Comú-Podem en medio, en una frenética carrera por ganar las elecciones del 21D.

"La tesis de que el presidente de la Generalitat ha de ser el señor Puigdemont, no la asume ni el señor Junqueras", aseguró la candidata de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ante la insistencia del representante de JxCAT de que su cabeza de lista, Carles Puigdemont, era la persona que debía restablecer al gobierno cesado por el Gobierno central al amparo del artículo 155 tras la aprobación de la declaración de independencia el pasado mes de octubre.

Si Puigdemont no participó porque sobre él y otros cuatro exconsellers pesa una orden de detención y vive en Bruselas desde el 30 de octubre, tampoco lo hizo Oriol Junqueras. El cabeza de lista de ERC, partido al que todas las encuestas dan ganador el 21D aunque sin mayoría absoluta, envió un mensaje desde la cárcel de Estremera, donde está desde primeros de noviembre, horas antes de debate en el que lanzó una crítica velada a Puigdemont por no haberse quedado en España como él.

Esa crítica fue la que utilizó Arrimadas en el debate para criticar a JxCAT y a Puigdemont. Una mención a Junqueras que no gustó en absoluto a la número dos del partido, Marta Rovira. “No hable más en voz de Oriol Junqueras, que hace más de mes y medio que está en prisión y ya ni yo puedo hablar con él”, arremetió.

Las encuestas están detrás de este enfrentamiento entre quienes en su día fueron socios de gobierno, ya que JxCAT ha recortado la distancia con ERC.

En el ámbito independentista, el tercer partido en discordia, la Candidatura de Unida Popular (CUP), arremetió contra todos; por un lado, criticó a sus exsocios parlamentarios de Junts pel Sí (formada por PEdCAT y ERC) por haber renunciado a separarse unilateralmente y sin el permiso del gobierno de España, y su líder, Carles Riera, también acusó a PP, PSOE y Cs de "golpe de Estado" por la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Por su parte, el candidato socialista del PSC, Miquel Iceta, llamó "demócrata de pacotilla" al líder nacional de Ciudadanos, Albert Rivera, que había dicho que votar a cualquier otra formación unionista que no fuera la suya equivalía a desperdiciar el voto. Iceta, sin embargo, apeló al diálogo como lleva haciendo durante la campaña.

Mientras que el candidato del PP, Xavier García-Albiol comenzó criticando a los directivos de TV3 la falta de independencia en relación con el procés, al tiempo que acusó a los soberanistas de provocar la peor crisis política y económica en Cataluña. Con todo, se sumó a la estrategia de Iceta de tender la mano para dialogar sobre políticas sociales, educación y sanidad. Las encuestas dan al PP una llamativa bajada en intención de votos.

En nombre de Catalunya en Comú-Podem, su cabeza de lista Xavier Domènech, tuvo también duras palabras para los dos bloques: “El procés ha tenido mucho de poder y poco de país, ha sido sobre todo una discusión sobre quién gobierna Catalunya”, y “el 155 nos ha dejado extremadamente vulnerables como país”. Los Comunes, según todas las encuestas, tendrán la lleve para la gobernabilidad de Cataluña, ante la previsible ausencia de mayorías absolutas.

El polémico artículo 155 fue también esgrimido por el Jordi Turull, representante de JxCAT en el debate, quien aseguró que los votantes deben saber que el 21D la elección está entre "el 155 y el 130”. “La mejor manera de derrotar al 155 es que por la puerta de la Generalitat entre el president 130”.