Tu teléfono no está a salvo de la IA: ya existe la huella artificial que lo desbloquea como una llave maestra

Futuro

Tu teléfono no está a salvo de la IA: ya existe la huella artificial que lo desbloquea como una llave maestra

Los sistemas de identificación y protección en nuestros teléfonos móviles se han ido sofisticando con el paso de los años, hasta el tiempo actual, cuando la gran parte de los aparatos cuentas con métodos de reconocimiento por huella dactilar. Con todo, esta muralla que parecía infranqueable lo es ahora un poco menos debido a la creación de una huella dactilar falsa que funciona como llave maestra y es capaz de engañar al teléfono suplantando una de cada cinco identidades, de acuerdo con una investigación liderada por la Universidad de Nueva York.

Los sistemas de identificación y protección en nuestros teléfonos móviles se han ido sofisticando con el paso de los años, hasta el tiempo actual, cuando la gran parte de los aparatos cuenta con métodos de reconocimiento por huella dactilar. Con todo, esta muralla que parecía infranqueable lo es ahora un poco menos debido a la creación de una huella dactilar falsa que funciona como llave maestra y es capaz de engañar al teléfono suplantando una de cada cinco identidades, de acuerdo con una investigación liderada por la Universidad de Nueva York.

Esta tecnología desarrollada a partir de inteligencia artificial y materializada con impresiones DeepMaster logra su cometido gracias al rastreo masivo de bases de datos de huellas digitales. Gracias a ello es posible el desbloqueo de tantos dispositivos, el 20%. Debemos tener en cuenta que, según Statista, hay unos 2.000 millones de usuarios de smartphones en el mundo.

El estudio en cuestión, tal y como explica la revista Futurity, está basado en una investigación anterior que acuño el concepto MasterPrint y que demostró cómo los sistemas de huella dactilar detectan únicamente una parte de la superficie, por lo que son incompletas y más fácilmente quebrantables.

Con conocimiento de causa, el autor principal del trabajo, Philip Bontrager, doctorando en la Escuela de Ingeniaría Tandon de la Universidad de Nueva York, indagó en la cuestión y preparó junto a su equipo un algoritmo de aprendizaje automático para generar huellas dactilares.

Dicho esto, Bontrager deja claro que si bien la amenaza está ahí, todavía no debemos alarmarnos. “La autenticación huella digital aún es un método seguro para proteger un teléfono, pero hay que decir que la mayor parte de los sistemas no verifican las huellas ni comprueban si procede de una persona real o de una réplica”, señala. “Estos experimentos demuestran que es necesaria una autenticación multifactor que sirvan como llamada de atención a los fabricantes, atendiendo al potencial de la amenaza de las huellas digitales artificiales”.