The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Suspendido el juicio de los bebés robados al ingresar en urgencias el doctor Vela

Rodrigo Isasi Arce
Última actualización: 27 Jun 2018, 6:17 pm CET
Foto: Chema Moya | EFE

La Audiencia Provincial de Madrid ha suspendido este miércoles la segunda y última sesión del juicio de los bebes robados contra el doctor Eduardo Vela tras no comparecer porque esta mañana ha ingresado en el hospital tras sufrir un episodio de “mareos” y “dolores”, que ha requerido que fuera asistido por urgencias.

Este miércoles estaba previsto continuar el juicio que comenzó el martes contra Vela, para quien la Fiscalía pide 11 años de prisión por participar en el robo de Inés Madrigal en 1969, que nació en 1969 y fue sustraída de su madre biológica y entregada a una mujer estéril, a quien Vela le había recomendado fingir un embarazo con cojines.

Precisamente, este martes el doctor Vela no reconoció su firma en el parte de nacimiento de esa víctima. “Yo no le he dado ninguna niña a nadie”, ha sido una de las pocas frases que pronunció en el juicio.“Yo no sabía más que de tema médico”, remarcó.

La presidenta magistrada del tribunal María Luisa Aparicio ha suspendido la vista tras solicitarlo el abogado defensor, que ha explicado que el ginecólogo tuvo anoche un episodio de “mareos y dolores” por lo que el 112 acudió a su domicilio para darle tratamiento, si bien esta mañana se ha agravado y ha tenido que acudir a urgencias donde permanece ingresado.

El letrado Rafael Casas ha mostrado con su móvil al tribunal un ‘pantallazo’ del justificante de ingreso en urgencias y ha solicitado la suspensión del juicio, si bien hasta el momento no se ha entregado físicamente ningún documento médico.

La Fiscalía no se ha opuesto a la suspensión si bien ha planteado la opción de continuar con la sesión de hoy, practicar la prueba y esperar a lo largo de la mañana si el acusado es capaz de comparecer y, en caso de que no pudiera, señalar un último día para el trámite de informes y el derecho a la última palabra del acusado.

Tras escuchar a las partes, la magistrada ha acordado la suspensión temporal hasta las 12:00 horas y, en caso de que su estado de salud no mejore, se procedería a la suspensión y fijación de una nueva sesión en el plazo de 30 días, aunque el tribunal no descarta incluso retomar el juicio la próxima semana.

La defensa ya solicitó este martes la suspensión de la vista por problemas de salud, una estrategia empleada también en la fase de instrucción y mediante la cual trató previamente de lograr el aplazamiento sine die del juicio, con un último examen forense que pudiera certificar una enfermedad degenerativa y declararle no apto para el juicio. Pero el examen concluyó que el doctor estaba perfectamente capacitado para declarar y en condiciones de acudir a la vista oral.

Este martes, la víctima de este juicio, que ejerce la acusación particular, Inés Madrigal ya criticó que el doctor presentó un estado de salud “selectivo” durante la jornada, pues comenzó el juicio sin recordar apenas su nombre y, sin embargo, contestó perfectamente a preguntas de su abogado.