Se dispara el número de niños muertos y mutilados en la guerra de Afganistán

General

Se dispara el número de niños muertos y mutilados en la guerra de Afganistán

De esta forma, 2016 se convierte en el año más mortífero desde el inicio de la guerra. A modo de comparación, la ONU registró menos de 6.000 víctimas civiles en su primer informe de 2009. Desde entonces, 24.841 civiles afganos murieron y 45.347 resultaron heridos. «Este informe revela la cruel realidad del conflicto para los hombres, mujeres y niños afganos que, año tras año, siguen sufriendo sin tregua», ha declarado el representante especial del secretario general, Tadamichi Yamamoto, que ha instado a «todas las partes a tomar medidas inmediatas y concretas para proteger» a los civiles. «Detened los combates en las zonas pobladas y los espacios civiles como las escuelas, los hospitales o las mezquitas».

La UNAMA registró un número récord de víctimas causadas por combates terrestres, así como «el peor balance para las víctimas de las operaciones aéreas desde 2009», ha indicado la directora de los derechos humanos de la misión de la ONU, Danielle Bell. Según la misma fuente, las fuerzas afganas son responsables del 43 % de las víctimas. Como la estrategia del Gobierno afgano y de sus aliados occidentales consiste en impedir por todos los medios que los insurgentes conquisten una capital provincial, los combates se libran en la periferia de los centros urbanos, en barrios residenciales. Los ataques aéreos de los aviones afganos y estadounidenses causaron 590 víctimas civiles -250 muertos y 340 heridos- en localidades y viviendas donde había mujeres y niños.

Afganistán se enfrenta ahora a una gran nevada que ya ha dejado más de un centenar de muertos.

El número de niños muertos y mutilados en la guerra de Afganistán aumentó de manera drástica en 2016, apunta un nuevo informe de la ONU que ha documentado el mayor número de bajas civiles en el país desde 2001. Cerca de 11.500 civiles afganos murieron o fueron heridos en 2016, según el octavo informe de la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA) presentado este lunes, más de 3.500 eran niños, un balance que aumentó en un 24% en un año.