The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Sànchez pide permiso al juez para ser investido presidente de la Generalitat el día 12

Redacción TO
Última actualización: 28 Feb 2019, 5:16 pm CEST

Jordi Sànchez, que el lunes fue propuesto como candidato a la Presidencia de la Generalitat por el presidente del Parlament, ha solicitado este martes al juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, y al Tribunal Constitucional su puesta en libertad o un permiso para acudir a su investidura el 12 de marzo, asegurando que su intención y la de su grupo parlamentario es respetar la "legislación vigente".

En los dos escritos enviados por el abogado de Sànchez, a los que ha tenido acceso Efe, la defensa del expresidente de la Asociación Nacional Catalana (ANC) solicita al juez Llarena que le deje en libertad o que le permita "acudir personalmente al debate de investidura" previsto para el lunes 12 de marzo, con objeto de garantizar, así, sus derechos políticos y los de sus votantes.

Sànchez lleva en prisión preventiva desde el 16 de octubre, fecha en la que la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, adopó esta decisión contra él y el entonces presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, acusados de por “promover el asedio a la Guardia Civil el 20 de septiembre durante una operación para impedir el 1 de octubre".

Sesión de investidura

Coincidiendo con la presentación del escrito de Sànchez, en el que ya se indica el 12 de marzo como fecha para la investidura, el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha confirmado la fecha de dicha sesión plenaria para el lunes a las 10.00 horas.

A la espera de lo que decidan los tribunales sobre la libertad de Sànchez, el candidato que se presente necesita la mayoría absoluta de la cámara, es decir, un mínimo de 68 diputados en primera votación.

Si no consiguiera la mayoría absoluta, la normativa establece la posibilidad  celebrar una segunda votación 24 horas después, en la que el candidato sólo necesitará la mayoría simple para ser investido.

Por su parte, el portavoz adjunto de Junts per Catalunya (JxCat), Eduard Pujol, ha anunciado este martes que su grupo parlamentario promoverá una "querella criminal" contra el juez del Tribunal Supremo (TS) Pablo Llarena si no deja en libertad a Jordi Sànchez o no le permite acudir al pleno de investidura del próximo lunes.

"Sería un hecho gravísimo, absolutamente inoportuno y que traicionaría la voluntad de los ciudadanos de Cataluña. Los jueces han de ser jueces, han de ser justos y no pueden decidir el futuro político de los países bloqueando investiduras", ha señalado el dirigente de la formación liderada por Carles Puigdemont.