The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Sánchez anuncia más financiación de la UE para España ante la inmigración

Rodrigo Isasi Arce
Última actualización: 27 Jun 2018, 1:19 pm CET
Foto: Ballesteros | EFE

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles que tras sus conversaciones de los últimos días con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron, España obtendrá más recursos económicos de la UE para cooperar con los países origen y tránsito de la inmigración ilegal. Sánchez ha avanzado ese incremento de recursos en su intervención ante el pleno del Congreso para informar de la posición que mantendrá en el Consejo Europeo que comienza mañana en Bruselas.

“Les adelanto -ha dicho- que después de las conversaciones con Merkel y el presidente de la República francesa, España obtendrá más recursos para reforzar el diálogo bilateral con los países de origen y tránsito”, ha dicho. De la misma forma, ha asegurado que España asumirá sus responsabilidades ante el movimiento de inmigrantes entre estados miembros después de la presión que han sufrido algunos países como Alemania porque ha insistido en que hay que entender los problemas ajenos como propios.

El jefe del Ejecutivo ha destacado el papel de Marruecos en la lucha contra la inmigración y ha justificado la actuación de España ante el buque Aquarius en el que llegaron a España 630 personas, de las que, según ha informado, 274 han pedido ser acogidas en Francia.

“Europa se encuentra ante un desafió inaplazable que requiere visión de conjunto”, ha comentado Sánchez, y ha añadido que “la frontera del Sur de Europa se está convirtiendo en un drama humanitario, una alarma ante la que España no puede permanecer impasible”.

El presidente ha reiterado el apoyo del Gobierno al reasentamiento como vía ordenada para las personas que precisas de protección internacional. “España va a defender unos valores sin los cuales Europa no se reconocería a sí misma”, ha sentenciado.

Asimismo, el presidente del Gobierno ha asegurado que quiere abrir una etapa de dialogo que fortalezca la posición de España en Europa  y hacerlo “en defensa de los intereses generales de nuestro país, a partir de la idea de entender los asuntos europeos desde la política interior más que la exterior”.

Además de la migración, Sánchez ha señalado que este Consejo Europeo se centra en otros cuatro puntos clave: trabajo, seguridad y Defensa, innovación y marco financiero.

En materia financiera, Sánchez ha recordado que se cumple una década del comienzo de la crisis que azotó nuestra economía. “Es preciso fortalecer el Euro porque eso depende la fortaleza del proyecto europeo”. De esta manera, Sánchez ha informado de que España impulsará la puesta en marcha del fondo europeo de desempleo para rearmar políticamente a la unión, como política de inversión y cohesión, de cara a reducir riesgos de crisis futuras.

Respecto a la seguridad y Defensa el presidente del Gobierno ha señalado que la movilidad militar será uno de los asuntos más relevantes y de análisis en el Consejo y ha reiterado la continuidad de cooperación de España con la OTAN como miembro de la Organización.

En cuanto a la innovación, otro de los asuntos relevantes, Sánchez ha señalado que el Gobierno quiere profundizar en el mercado único digital. “Tenemos que dar respuesta regulatoria a las necesidades de las empresas que quieren aprovechar las oportunidades de este mercado”, ha dicho y ha considerado que el despliegue de la tecnología 5G es una oportunidad contra la brecha de la desigualdad. “Los datos y su explotación son un recurso económico”.

Respuestas de los partidos frente a a política migratoria

Jordi Xuclá, del Grupo Mixto, ha hablado de “parches y debilidad” que han hecho fracasar la política de migración y asilo europea. “Cuando esta política estaba al borde del colapso, la decisión excepcional de acoger el Aquarius le ha dado un impulso moral ante los líderes europeos, señor Sánchez, que debe emplear en el consejo europeo”.

Joan Baldoví, de Compromis, ha señalado que acoger el Aquarius pone en evidencia otros gestos xenófobos de Italia o Hungría. Baldoví ha pedido al Gobierno que lucha para que Europa sea la Europa de Valencia, la de los voluntarios que acogieron el Aquarius y no la de Salvini y Orban. “Queremos que luche para que las actitudes del escaqueo tengan consecuencias, porque si nadie tiene responsabilidad no tiene sentido”.

Oskar Matute, de EH-Bildu, ha explicado no querer una “Europa en la que los deseos están sometidos a los mercados” porque “no es una Europa más fuerte y legítima” y ha pedido al Gobierno español “que no se pliegue a la política neoliberal” y que aplique “una política coherente con la migración”.

Aitor Esteban, portavoz del PNV, ha puesto el foco sobre la inmigración y la necesidad de establecer un plan a largo plazo. “Es un problema complejo porque no hay una política migratoria común”, y ha considerado que la UE debe plantearse cupos migratorios económicos para dar respuesta a necesidades que “están allí”, en los países de procedencia, y que los países europeos que no cumplan tendrán que ver recortados los fondos que reciben.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dicho:El señor Sánchez llegó por la puerta de atrás, sin pasar por las urnas, y un mes después aún no sabemos de su plan de Gobierno. Cómo vamos a debatir sobre política europea sin saber cuál es su plan”.

También ha criticado la actuación del Gobierno en política migratoria. La pregunta que nos hacemos es, ¿qué debemos hacer en España con la política migratoria? Tenemos que ser valientes. Pero hay que regularlo porque el buenismo, los gestos, puede alimentar el populismo. La pregunta es, ¿qué va a hacer este Gobierno más allá de los gestos?”.

“El primer problema de Europa es entre populistas, que quieren cerrar Europa, y los liberales que quieren dar oportunidad a aquellos que quieran prosperar en nuestros territorios”, ha remarcado.

El portavoz de Podemos, Pablo Iglesias, ha señalado que “a Italia ha vuelto el fascismo”, y que “hay que combatirlo con todas nuestras herramientas”. También ha felicitado al Gobierno de Sánchez por su actuación en la crisis del Aquarius, pero ha recordado que “no vale con los gestos”. “Al mismo tiempo, llegaban migrantes por la frontera sur”.

“Es importante que desde España lideremos una política europea que recupere los derechos sociales. Porque la pobreza es el caldo de cultivo de los fascismos”, ha remarcado.

El reto catalán

El presidente del Gobierno ha reclamado al PP y, en concreto, a los candidatos para presidir el partido, “lealtad” con el Ejecutivo y que recuperen la “brújula” ante el reto independentista en Cataluña actuando con “sentido de Estado”. En su turno réplica en el pleno del Congreso sobre el próximo Consejo de la UE, Sánchez ha pedido a los populares que lideren la oposición, pero no la “crispación” en esta nueva etapa política.

Sánchez ha lamentado que el PP le acuse “falsamente” y con “mentiras” de romper la convivencia territorial cuando fue precisamente el Gobierno de Mariano Rajoy el que puso en marcha la llamada “operación diálogo” en Cataluña. Ha recordado que el PSOE no criticó esa iniciativa porque lo que deseaba su partido era “recuperar el diálogo”.

Por su parte, la consellera de Presidencia, Elsa Artadi, ha acusado al Estado de haber “reventado” el “encogido vestido del constitucionalismo” al haber antepuesto “la integridad territorial” a la “libertad y la democracia”. En su primera comparecencia parlamentaria ante la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament para exponer los objetivos y actuaciones de su departamento, Artadi ha señalado que ahora podrán comprobar si el nuevo Gobierno de Pedro Sánchez “respeta la voluntad del pueblo de Cataluña representado en el Parlament”.

Artadi ha insistido en la idea de que no es “una legislatura normal” porque en Cataluña “no se puede hacer política con normalidad mientras haya presos políticos y exiliados”, y se ha referido a la aplicación del artículo 155 de la Constitución para intervenir el autogobierno en Cataluña, que ya no está vigente, como una “anomalía democrática”.