Rivera y Casado arremeten contra Sánchez por su intención de acabar con el veto del Senado

Economía y Capital

Rivera y Casado arremeten contra Sánchez por su intención de acabar con el veto del Senado
Foto: J.P.GANDUL

«Sin escrúpulos: Sánchez aprovecha una ley contra la violencia machista para borrar de un plumazo al Senado y poder sacar presupuestos con populistas y separatistas«. Así ha cargado contra el Gobierno el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, aludiendo a la medida que ha adoptado el Gobierno de levantar el veto del Senado a la nueva senda de déficit, al registrar hoy una enmienda que pide modificar la Ley de Estabilidad Presupuestaria a través del proyecto de Ley del Poder Judicial sobre medidas urgentes del Pacto contra la violencia de género. El líder de la formación naranja no ha sido el único que ha criticado la decisión el Gobierno, el líder del Partido Popular, Pablo Casado ha acusado a Sánchez de «autoritarismo» y de actuar «con fraude de ley» al intentar «amordazar» al Senado.

«De fraude en fraude con tal de seguir a cualquier precio en La Moncloa», ha escrito el líder de la formación naranja en Twitter tras conocer que el grupo parlamentario socialista había registrado este martes esta iniciativa, con la que se abren dos vías paralelas para poder modificar el artículo 15.6 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria que avala la mayoría del Congreso salvo PP, Ciudadanos, Foro Asturias y UPN.

Por su parte, la vicesecretaria Nacional de Comunicación del Partido Popular, Marta González Vázquez, ha calificado de «intolerable» la medida adoptada por el Ejecutivo.

Sánchez  se ha defendido este miércoles argumentado que esa enmienda trata de modificar una ley «anacrónica» retirando la capacidad de veto de la Cámara Alta, una prerrogativa que, a su juicio, no tiene en ninguna otra ley. «En realidad lo que queremos es desbloquear este debate necesario que tiene una mayoría parlamentaria detrás, y una minoría, la del PP y Cs lo está bloqueando en la Mesa del Congreso. Sea usted demócrata y desbloquee el debate de la Ley de Estabilidad. ¿Qué miedo tiene?», ha reprochado Sánchez a Casado.

El grupo parlamentario socialista ha podido registrar este martes la iniciativa ya que una Ley orgánica como la Ley de Estabilidad Presupuestaria puede ser modificada a través de otra Ley orgánica, tal como avala el Tribunal Constitucional. Este es el caso del proyecto de ley del Poder Judicial sobre medidas urgentes del Pacto contra la violencia de género y que actualmente se tramita en el Congreso y cuyo plazo de presentación de enmiendas finalizó ayer.

Con esta iniciativa el Ejecutivo se podría garantizar la modificación de la Ley de Estabilidad que avala la mayoría del Congreso salvo PP, Ciudadanos, Foro Asturias y UPN, aunque ahora tendrá que ganarse los apoyos para la aprobación de los nuevos objetivos de déficit y deuda pública.

La tramitación de este proyecto de Ley orgánica requiere una primera votación y aprobación en el Congreso, posteriormente en el Senado y, en caso de que la Cámara Alta rechazara alguna enmienda, el texto volvería al Congreso donde podrían ser introducidas nuevamente y votadas.

La tramitación de un proyecto de Ley se prolonga habitualmente tres meses hasta su aprobación definitiva por lo que la nueva senda de déficit más flexible, con la que se están elaborando las cuentas del próximo año, podría estar aprobada dentro del plazo.