The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

La Universidad de Texas retira los monumentos de los confederados

Redacción TO
Última actualización: 21 Ago 2017, 6:35 pm CEST

Diez días antes de que empiecen las clases, la dirección de la Universidad de Texas (UT) ha decidido retirar los monumentos dedicados a los generales confederados Robert E. Lee y Albert S. Johnston y al político John Reagan.

El presidente de la UT, Greg Fenves, ha justificado la acción en un comunicado diciendo que estas estatuas "van en contra de los valores centrales de la universidad".

"No elegimos nuestra historia, pero sí podemos escoger lo que honramos y celebramos en nuestro campus", ha dicho el máximo responsable de la universidad en una carta dirigida a los alumnos y profesores.

La violencia racial que tuvo lugar la semana pasada en Charlottesville (Virginia) reabrió el debate sobre si debe retirarse de los espacios públicos en Estados Unidos la simbología confederada, que usan y reivindican grupos supremacistas blancos.

"Estos acontecimientos aclaran, ahora más que nunca, que los monumentos confederados se han convertido en símbolos de la supremacía blanca moderna y del neonazismo", ha añadidi Fenves, que dijo que quiere recibir a los estudiantes en un ambiente "abierto, positivo e inclusivo".

De modo que en la madrugada de este lunes, los trabajadores de la Universidad del estado sureño han comenzado a retirar varias estatuas de los líderes confederados en el campus que esta institución centenaria.

La universidad eligió retirar las estatuas -que ahora serán expuestas en un museo local- en horas de la noche por "motivos de seguridad pública y para minimizar la interrupción de la comunidad", informaron a Efe fuentes del centro de estudios superiores.

La presidenta del cuerpo estudiantil de UT, Alejandrina Guzmán, también en declaraciones a Efe, dijo estar "muy orgullosa" de la determinación del presidente de la universidad y explicó que los representantes estudiantiles ejercieron presión durante la semana pasada para que se quitaran estos monumentos.

Diferentes autoridades locales de todo Texas, incluyendo los alcaldes de Houston y Dallas, abogaron durante la última semana por retirar las estatuas confederadas de los lugares públicos.

Además, centenares de personas del estado de la estrella solitaria se manifestaron y firmaron peticiones para eliminar estas imágenes a lo largo de los últimos siete días. Por esta razón han surgido manifestaciones supremacistas de blancos que han conllevado incluso a enfrentamientos violentos como los sucedidos en Virginia.

En Estados Unidos hay más de 700 monumentos en 31 estados en honor al bando confederado de la guerra civil (1861-1865), formado por los estados secesionistas favorables a la esclavitud y perdedor de la contienda.