The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

La restauración de La Giralda revela que era roja

Redacción TO
Última actualización: 5 Abr 2018, 3:08 pm CEST

Las obras de restauración en la cara oeste de La Giralda de Sevilla han acreditado que originalmente la torre era roja, pero que este color se encontraba cubierto por la suciedad acumulada. Aunque había documentación de grabados y dibujos que lo atestiguaban, así como algunas pinturas de Murillo, no existía confirmación de que ese color fuera real, ha explicado el arquitecto responsable de las obras, Eduardo Martínez Moya. La intervención, que ha consistido en tareas de consolidación, limpieza, reintegración y protección, ha confirmado que los daños en el monumento eran mayores de los que se veían con teleobjetivo y ha confirmado la necesidad de restauración.

El arquitecto ha afirmado que todo lo que se ha descubierto con esta intervención es "un tesoro" y ha asegurado que al menos durará unos 100 años con el mantenimiento adecuado. El coste ha sido de aproximadamente medio millón de euros, sufragado íntegramente por el Cabildo Municipal de la Catedral de Sevilla. El cabildo ha informado este jueves de las obras de restauración de la cara oeste del monumento y ha comunicado que el próximo lunes, 9 de abril, comenzarán los trabajos en la cara sur, que se prolongarán aproximadamente seis meses y que también financiará él, aunque ha precisado que la intervención en los otros dos lados —norte y este— dependerá de los recursos de la institución.

Durante la restauración, que ha sido "muy artesanal y manual", se han restaurado elementos de la estructura almohade, se ha reforzado la estructura de las campanas —que se encontraban en estado de degradación— se han cambiado las rejas de protección de personas y se ha perfeccionado la red de seguridad de la Giralda contra el rayo, entre otras actuaciones. Además, se ha procedido a la limpieza de las paredes en seco y a mano y se han tallado en algunos ladrillos las formas originales de la decoración.

Para ejecutar estas obras se ha optado por instalar un andamio por una sola cara, para no tapar toda la Giralda y que ésta "luciera resplandeciente en la Semana Santa sevillana". El arquitecto ha señalado al respecto que esta decisión constituía un gran impedimento técnico, debido a la posibilidad de vuelco, informa Efe.