The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Interrumpen las labores de rescate de los niños en la cueva de Tailandia porque han usado todo el oxígeno

Redacción TO
Última actualización: 9 Jul 2018, 8:08 am CET
Foto: LILLIAN SUWANRUMPHA | AFP

La operación de evacuación de doce niños y de su entrenador de fútbol, atrapados en la cueva de Tailandia Tham Luang desde hace 15 días, ha comenzado. Cuatro de los 12 pequeños ya han sido rescatados, ha confirmado el gobernador de Chiang Rai en una rueda de prensa, a diferencia de los 6 anunciados por Reuters. La operación continuará en unas 10 a 20 horas porque han usado todo el oxígeno, ha añadido.

El viaje por cada rescate ha durado unas 10 horas. "Hoy es el día D. Los niños están listos para afrontar cualquier desafío", había dicho el jefe de las operaciones de rescate, Narongsak Osottanakorn, a periodistas durante la mañana. Según reporteros en el lugar, los rescatistas y médicos acordaron sacar a los que se encuentran en un estado de mayor debilidad física primero.

La operación se lleva adelante con 50 buzos extranjeros y 40 tailandeses, ha señalado también el gobernador en la misma conferencia. Hace dos días, el fundador de Tesla y SpaceX, Elon Musk, anunció en Twitter que mandaría un equipo de ingenieros para ayudar en las tareas de rescate de los niños.

El rescate había sido aplazada durante varios días a causa de riesgos demasiado importantes: gran parte del trayecto se debe realizar buceando. Además, el recorrido hasta la zona en la que están bloqueados es de varios kilómetros y tiene algunos tramos angostos y otros que se tienen que realizar bajo el agua. A esto se le suma que una buena parte de los niños, de entre 11 y 16 años, no saben nadar y ninguno ha practicado submarinismo.

A las 14 horas (España) los niños estaban nadando a lo largo de los pasillos en conjunto con los buzos de la cueva. Un gráfico publicado por la agencia de noticias tailandesa ilustra la tarea que de lo que llaman el "cuello de botella de laberinto de cueva".

La muerte de un buzo de la marina tailandesa el viernes pasado durante una operación de abastecimiento mostró el nivel de riesgo del trayecto.

El grupo que evalúa el nivel de crisis considera que las condiciones actuales para una evacuación son "perfectas", especialmente en lo relativo al nivel del agua en la cueva. A las afueras esperan los padres, familiares, periodistas y especialistas médicos con la esperanza de que todos salgan sanos y salvos, tal y como los encontraron la semana pasada tras días de desaparición.

La Naval tailandesa en su Twitter solo ha informado del rescate de cuatro pequeños pero los reporteros insisten en que son más.

Llega el día D para los niños tailandeses atrapados en una cueva

El viernes pasado murió un buzo durante labores de abastecimiento. | Foto: Lillian Suwanrumpha | AFP

Periodistas en el lugar afirman que no todas las familias estaban de acuerdo con que se iniciara este domingo el rescate pero que "entienden la situación".

El presidente de Estados Unidos Donald Trump ha publicado en su Twitter que su Gobierno está trabajando con el de Tailandia en el rescate.

La lluvia amenaza

Los servicios de rescate lograron estabilizar los niveles de oxígeno poniendo una tubería de varios kilómetros para hacer llegar este gas a la zona en la que los chicos están arrinconados. Las lluvias que podrían llegar en los próximos días podrían reducir una buena parte del saliente fangoso en el que se refugia el grupo. El sábado por la noche cayó un intenso aguacero durante una media hora que recordó la urgencia de evacuar a los niños.

Inicia la operación de rescate para salvar a los niños tailandeses atrapados en una cueva

Dos buzos acompañan a cada niño en el rescate. | Foto: AFP

Fue a causa de las lluvias del monzón que los niños quedaron atrapados tras haber decidido, por una razón que todavía no está clara, visitar la cueva tras su entrenamiento de fútbol, con el joven entrenador, de 25 años.

Como alternativa a la evacuación por buceo, los equipos realizaron unas 100 perforaciones verticales en la montaña. Algunas de ellas son poco profundas, pero una tiene unos 400 metros de profundidad.