The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Nueva avalancha de pateras con más de 300 migrantes rescatados en el Estrecho

Redacción TO
Última actualización: 25 Jun 2018, 1:31 pm CEST

Salvamento Marítimo y Guardia Civil han rescatado entre la madrugada y la mañana del lunes a 382 migrantes a bordo de 18 pateras localizadas en el Estrecho de Gibraltar, que han sido trasladados a los puertos gaditanos de Barbate y Tarifa. Esta llegada masiva de migrantes se viene produciendo desde el fin de semana mientras continúa la búsqueda de otras embarcaciones en la zona.

Fuentes del dispositivo han explicado que la Guardia Civil localizó una patera con 55 inmigrantes de origen magrebí a cuatro millas del cabo Trafalgar. Entre los tripulantes de esta patera hay dos mujeres y 24 menores, incluidas dos niñas; todos han sido trasladados al puerto de Barbate, donde dos han sido trasladados a un hospital.

También de madrugada la Guardamar Concepción Arenal ha rescatado a cuatro millas de Barbate a 50 inmigrantes de origen magrebí, tres de ellos mujeres. Poco después, a seis millas de esta localidad, esta misma embarcación localizó otra patera con 17 tripulantes, con una mujer a bordo, que también han sido rescatados y trasladados al puerto gaditano.

 

Por su parte, la Salvamar Arcturus ha localizado cuatro pateras entre las 06:30 y las 07:15 horas, entre 13,5 y 17,5 millas al suroeste de Tarifa, a cuyo puerto ha trasladado a un total de 33 inmigrantes. Las 33 personas rescatadas por esta embarcación, que sigue movilizada en busca de más pateras, son de origen subsahariano, 30 varones y tres mujeres. Posteriormente, esta misma embarcación ha rescatado otra patera con un total de 50 inmigrantes a bordo y los ha desembarcado en Tarifa.

La Salvamar Atria ha localizado por la mañana otra patera 18,5 millas al suroeste de Tarifa, a cuyo puerto ha trasladado a los 21 tripulantes rescatados.

El buque Luz de Mar ha localizado dos embarcaciones con un total de 82 personas a bordo, 34 en una de ellas y 48 en la otra.

Por último, la Salvamar Denébola se ha ocupado del rescate de cuatro pateras con un total de 74 inmigrantes, 37 en la primera, 25 entre las dos siguientes y una última con 12 tripulantes. Tanto el Luz de Mar como la Salvamar Denébola siguen en el mar esperando conocer cuál será el puerto de destino para los rescatados.

Salvamento Marítimo mantiene activo un dispositivo de búsqueda en el Estrecho ante la posibilidad de localizar más pateras.

Cruz Roja alertó este domingo en un comunicado de que se están habilitando puntos de acogida al margen de los habituales en la provincia, que están desbordados. En Jerez de la Frontera se mantiene abierto para albergar inmigrantes el polideportivo Kiko Narváez. Además, según explica la organización humanitaria, la red Inturjoven ha cedido habitaciones en sus albergues de Jerez y Algeciras para acoger inmigrantes. Por su parte, el Ayuntamiento de Tarifa mantiene también habilitado para este fin el polideportivo de La Marina, informa Efe.

Europa aborda la crisis migratoria 

El rescate de más de 300 migrantes en aguas del Estrecho coincide con la publicación de los datos de población del Instituto Nacional de Estadística (INE), que recoge que la población residente en España ha aumentado por segundo año consecutivo debido a la inmigración. El crecimiento ha sido de 132.263, por lo que el número de habitantes en España asciende a 46,65 millones de habitantes, su máximo desde 2008. Es precisamente el aumento del número de extranjeros (152.600 personas más) el que ha hecho crecer la población residente en España, ya que el número de españoles descendió en 20.337 personas por el saldo vegetativo negativo (-76.365) y el saldo migratorio también negativo (-9.627).

No obstante, la crisis migratoria no es tan solo un problema español y afecta a la Unión Europea en su conjunto. Precisamente, el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha viajado este lunes a Trípoli para abordar con las autoridades libias el problema migratorio, mientras más de 300 personas esperan en el Mediterráneo desde hace días en dos embarcaciones, el barco Lifeline y el mercante Alexander Maersken, autorización para desembarcar en un puerto.

La crisis migratoria ha sido también objeto este fin de semana de una minicumbre informal para abordar una solución para ser acordada en la cumbre de finales de semana en Bruselas. Previamente, los presidentes de Francia y España, reunidos en París, acordaron proponer soluciones solidarias con los migrantes por parte de los países de la Unión Europea e incluso sancionar a los países miembros que no cumplan con la acogida de inmigrantes.