The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

República Dominicana, la cara amable de una tradición histórica

Ramon Espinosa

Sin duda Cristóbal Colón se sentiría feliz de cómo se celebra el día del Descubrimiento de América en República Dominicana. Y es que cada año, en el Museo Faro a Colón, en Santo Domingo, se abre a los visitantes la urna donde reposan los supuestos restos del almirante. Se le rinden homenajes y se reconoce su figura sin ningún complejo. En el país, a esta fiesta nacional se la sigue llamando Día de la Hispanidad.

Para el Gobierno dominicano, el 12 de octubre “siempre será un momento para que, como grupo humano, se enriquezca esa aventura, que trae consigo el reto de vivir en comunidad y expandir esa comunidad en dirección de nuestras aspiraciones y sueños”; es una forma de celebrar “un aniversario más, no solo de la historia, sino también del mundo”. El hecho de que se mantenga que los restos de Colón pueden reposar en tierra dominicana es un factor importante, aunque no está claro que tales restos sean auténticos. Según los historiadores, Colón falleció el 20 de mayo de 1506 en Valladolid y que, siguiendo su expreso deseo, fue enterrado en la catedral de Santo Domingo. Sin embargo, en 2006 el investigador José Antonio Llorente, del Laboratorio de Identificación Genética de la Universidad de Granada, dijo que los restos que se conservan en Sevilla son los de Colón. Una conclusión que el Gobierno dominicano no reconoce.