The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Rajoy rechaza el Govern "inviable" de Torra y pide un equipo capaz de dialogar "en serio"

Redacción TO
Última actualización: 28 Feb 2019, 5:41 pm CET
Foto: DIMITAR DILKOFF | AFP

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha advertido este lunes de que Cataluña no puede tener un Govern "inviable", sino uno viable, que cumpla la ley y que sea capaz de dialogar "en serio". Rajoy ha lanzado esta advertencia en su intervención en la Asamblea del Círculo de Empresarios de Galicia que se ha celebrado en la ciudad pontevedresa de Vigo y en la que ha confiado en que pronto pueda haber un Govern que atienda a esas premisas de viabilidad y respeto a la ley.

El jefe del Ejecutivo, sin embargo, no ha hecho referencia a su decisión de mantener por el momento la aplicación del artículo 155 de la Constitución mientras analiza la viabilidad del Govern propuesto por el president Quim Torra debido a que incluye consejeros en prisión y fugados de la Justicia.

En su intervención en el acto, en su mayor parte en clave económica, ha alertado de los riesgos que tiene la economía española y ha citado entre ellos la incertidumbre política provocada por la situación en Cataluña. Tras asegurar que ha actuado con prudencia ante el desafío independentista es cuando ha hecho hincapié en que Cataluña necesita un Govern viable y que cumpla la ley porque ha recalcado que hay que respetar las normas de convivencia.

"Todos estamos sometidos al imperio de la ley", ha remarcado el jefe del Ejecutivo, quien ha añadido que en Cataluña debe haber también un Govern que sea capaz de dialogar.

En ese sentido, ha precisado que dialogar no consiste en decir que se va a hacer, sino que requiere voluntad y acompasar esas afirmaciones a los hechos. "Cataluña tiene que recuperar la normalidad institucional, económica y social", ha reiterado antes de asegurar que su Gobierno hará todo cuanto esté en sus manos para que eso sea posible a la vez que espera que los demás cumplan con su obligación. Y por ello, ha insistido: "Espero que pronto haya un gobierno (en Cataluña) viable que cumpla la ley".

El Gobierno califica como "perversa" la dinámica de Torra

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha advertido este lunes de que la dinámica "perversa" que está siguiendo el presidente de la Generalitat, Quim Torra, está "abocada al fracaso" y le ha acusado de supeditar los derechos de los catalanes a sus intereses partidistas.

En declaraciones en la Puerta del Sol antes de asistir a la toma de posesión de Ángel Garrido como presidente madrileño, Sáenz de Santamaría ha señalado que el Gobierno está "cumpliendo con su obligación" de defender los derechos de los catalanes al bloquear los nombramientos de los miembros del Govern hasta analizarlos. Ha criticado en cualquier caso la decisión de Torra de nombrar consejeros a dos presos y dos huidos, y sobre todo de impedir que tengan un responsable de Salud –por elegir para este puesto a Toni Comín, que se encuentra fuera del país–, el asunto que más importa a los ciudadanos, en su afán por "seguir provocando la democracia".

La vicepresidenta no ha querido dar un plazo sobre cuándo tendrá el Gobierno las conclusiones de su análisis, porque "a diferencia de la gente de la Generalitat, que hace las cosas corriendo en el Ejecutivo se hacen "con mucha seriedad y rigor". Y sobre las visitas de Torra a los dirigentes independentistas encarcelados, Sáenz de Santamaría ha señalado que en su vida particular "puede hacer lo que quiera y visitar a quien le dé la gana" pero como presidente "su primera obligación es con los catalanes".

Por eso ha criticado que el presidente catalán haya "supeditado los derechos de los catalanes a sus propios intereses partidistas" y a una estrategia "frentista": "Eso se llama sectarismo".

Ha añadido que "no hace falta ser jurista" para saber que hay que analizar el hecho de que se nombre a dos consellers que están en la cárcel y a dos huidos "que no van acudir a trabajar", porque eso es algo que "a todo el mundo le genera dudas" y por supuesto se las ha generado al Gobierno. Y ha insistido en criticar la elección de Toni Comín, al preguntarse cómo se puede pretender tener un conseller de Salud que trabaja en Bruselas, y subrayar qué pasaría si se hiciese lo mismo en otra comunidad, informa Efe.