Rajoy insinúa que no se presentará a la investidura "si sé que no voy a salir elegido"

Política y Conflictos

Rajoy insinúa que no se presentará a la investidura "si sé que no voy a salir elegido"

Tras una reunión «cordial» de una hora y veinte minutos con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el presidente del PP ha comparecido ante los medios para valorar la primera ronda de conversaciones con los líderes de los partidos que obtuvieron representación parlamentaria en las elecciones generales del 26 de junio. «Me ha sido muy útil», ha dicho satisfecho porque «todos me han manifestado su voluntad de seguir hablando conmigo». Rajoy ha calificado de «locura» y «barbaridad» ir a terceras elecciones; para evitarlas se ha mostrado dispuesto a «seguir negociando» para lograr los apoyos suficientes que le permitan salir investido. «Tengo interés en gobernar, quiero mojarme» y por eso ha enviado a todos los partidos una propuesta de gobierno basada en valores constitucionales y en el consenso del proyecto europeo.

Momentos antes, el secretario general del PSOE dejó claro que los socialistas «votaremos en contra de la investidura del señor Rajoy».  «Los socialistas seremos parte de la solución ejerciendo una oposición responsable» basada en el diálogo si Rajoy logra formar gobierno, añadió Sánchez. También la Ejecutiva de Ciudadanos acordó por la mañana votar en contra del candidato del PP en una primera votación pero abstenerse en la segunda «para tratar de desbloquear» la situación institucional, ha explicado el presidente del partido, Albert Rivera, quien se reunió con Rajoy ayer. Al igual que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, cuyo grupo votará en contra de Rajoy.

La incógnita sobre quién gobernará España sigue sin despejarse, después de que el presidente en funciones, Mariano Rajoy, finalizara este miércoles su primera ronda de contactos con los líderes de los partidos sin lograr sumar un sólo apoyo para su investidura. «Tengo interés en gobernar, pero si supiera que es imposible mi elección, yo haría una reflexión para saber cómo dar salida a la situación», ha manifestado el líder PP que, hasta el momento, sólo cuenta con los 137 votos de su partido, muy lejos de los 176 necesarios para la mayoría absoluta.

Tras una reunión «cordial» de una hora y veinte minutos con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, el presidente del PP ha comparecido ante los medios para valorar la primera ronda de conversaciones con los líderes de los partidos que obtuvieron representación parlamentaria en las elecciones generales del 26 de junio. «Me ha sido muy útil», ha dicho satisfecho porque «todos me han manifestado su voluntad de seguir hablando conmigo». Rajoy ha calificado de «locura» y «barbaridad» ir a terceras elecciones; para evitarlas se ha mostrado dispuesto a «seguir negociando» para lograr los apoyos suficientes que le permitan salir investido. «Tengo interés en gobernar, quiero mojarme» y por eso ha enviado a todos los partidos una propuesta de gobierno basada en valores constitucionales y en el consenso del proyecto europeo.

Momentos antes, el secretario general del PSOE dejó claro que los socialistas «votaremos en contra de la investidura del señor Rajoy».  «Los socialistas seremos parte de la solución ejerciendo una oposición responsable» basada en el diálogo si Rajoy logra formar gobierno, añadió Sánchez. También la Ejecutiva de Ciudadanos acordó por la mañana votar en contra del candidato del PP en una primera votación pero abstenerse en la segunda «para tratar de desbloquear» la situación institucional, ha explicado el presidente del partido, Albert Rivera, quien se reunió con Rajoy ayer. Al igual que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, cuyo grupo votará en contra de Rajoy.