R. Kelly se declara inocente de tráfico sexual durante el juicio en Nueva York

Mundo Ethos

R. Kelly se declara inocente de tráfico sexual durante el juicio en Nueva York

Se le acusa de coerción sexual, secuestrar y exponer a enfermedades venéreas a las víctimas

El cantante R. Kelly se ha declarado inocente en un juzgado de Nueva York de cargos federales que incluyen el de asociación delictiva por reclutar sistemáticamente a chicas para tener relaciones sexuales con ellas mientras estaba de gira.

Kelly, que se ha enfrentado durante décadas a acusaciones de abusos sexuales, fue trasladado al juzgado de Brooklyn desde Chicago, donde está detenido sin fianza por cargos federales vinculados a la pornografía infantil.

«Sí, señor«, ha sido todo lo que el acusado, vistiendo un uniforme carcelario azul, ha dicho durante la acusación cuando el juez le ha preguntado si entendía los cargos que pesan sobre él.

Según la acusación de Nueva York, que vio la luz el mes pasado, el cantante de 52 años proporcionaba regularmente pulseras a niñas a través de sus socios para que accedieran al backstage y pasaran tiempo con él.

Supuestamente, el autor de éxitos como «I Believe I Can Fly» les pedía a sus complices que consiguiesen información de las chicas que quería volver a ver. Después, las invitaba de nuevo a sus conciertos y les daba alojamiento.  

Las chicas debían llamarle Daddy (Papi) y quedarse en sus habitaciones. No tenían permiso para salir, incluso para comer o usar el baño, según los documentos del juicio.

Las víctimas son cinco mujeres no identificadas. Tres de las ellas todavía eran menores en el momento de los presuntos delitos, que incluyen coerción sexual

Entre las acusaciones está secuestrar a una de las víctimas y de exponer a otra a enfermedades venéreas sin su conocimiento. También se enfrenta a cargos de violación del Mann Act, la ley que prohibe transportar gente entre estados con fines de prostitución.