Putin ordena una "tregua humanitaria" en Guta Oriental

Política y Conflictos

Putin ordena una "tregua humanitaria" en Guta Oriental

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha ordenado la instauración a partir del martes de una tregua humanitaria diaria en el enclave rebelde de Guta Oriental, en Siria, objeto de una ofensiva del régimen, han informado este lunes distintas agencias rusas, citadas por AFP. «Por orden del presidente de Rusia, para evitar víctimas entre la población civil de Guta Oriental, a partir del 27 de febrero entre las 09h00 y las 14h00 (locales) se declara una tregua humanitaria diaria», ha dicho el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, citado por las agencias rusas.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha ordenado la instauración a partir del martes de una tregua humanitaria diaria en el enclave rebelde de Guta Oriental, en Siria, objeto de una ofensiva del régimen, han informado este lunes distintas agencias rusas, citadas por AFP. «Por orden del presidente de Rusia, para evitar víctimas entre la población civil de Guta Oriental, a partir del 27 de febrero entre las 09h00 y las 14h00 (locales) se declara una tregua humanitaria diaria», ha dicho el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, citado por las agencias rusas.

Ha añadido, citado por Efe, que Guta Oriental «no es el único foco de tensión para civiles y refugiados» y aludió al campamento de Al Rukban, junto a la frontera con Jordania, una zona «que está controlada por Estados Unidos». Por eso, según el ministro, se crearán corredores humanitarios para permitir la evacuación de civiles. «Las coordenadas están a punto y las haremos públicas en breve», ha indicado.

El sábado, el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó por unanimidad una resolución pidiendo un alto el fuego inmediato de un mes en Siria. Rusia, que ha sido acusada junto al régimen de Bachar al Asad de la muerte de varios cientos de civiles en los bombardeos de las últimas dos semanas contra Guta Oriental, ha apoyado con condiciones la tregua. En poco más de una semana, al menos 550 civiles murieron en ataques del régimen contra el bastión rebelde de Guta Oriental, cerca de Damasco. La resolución de la ONU es el resultado de dos semanas de negociaciones para convencer a Rusia, aliada del régimen de Bashar Al Asad.

Shoigú ha abogado por la urgente creación de una comisión humanitaria bajo los auspicios de la ONU para valorar la situación humanitaria en Al Raqa, donde no hay acceso ni a organizaciones internacionales ni a la prensa. Según los datos en poder de Rusia, la situación epidemiológica es «gravísima», ya que aún hay muchos cadáveres entre los escombros de los edificios derruidos. Por su parte, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ha reiterado este lunes que la resolución de la ONU no puede incluir a los «terroristas» y no debe ser un obstáculo para las acciones militares de Damasco contra los yihadistas.