The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Prisión provisional sin fianza para el supuesto asesino de Paz Fernández

Redacción TO
Última actualización: 12 Mar 2018, 6:24 pm CEST

La jueza encargada de investigar la muerte a golpes de Paz Fernández Borrego, la gijonesa de 43 años cuyo cadáver fue encontrado flotando en aguas del embalse de Arbón el pasado día 6, ha decretado este lunes el ingreso en prisión provisional y sin fianza de Javier L. O., como presunto autor de un delito de homicidio o, en su caso, de asesinato con agravante de género, informa Efe. La titular del Juzgado de Primera Instancia de Luarca ha acordado que su traslado al Centro Penitenciario de Asturias se lleve a cabo de forma inmediata, según se recoge en la orden que ha decretado después de que el principal sospechoso de este crimen prestase declaración durante unas seis horas.

La decisión se ajusta a la petición que había hecho también la Fiscalía de Asturias tras asistir a la declaración, en la que, según fuentes judiciales, fue interrogado sobre las circunstancias que rodearon a la muerte de esta mujer, madre de dos hijos, que pudo haber fallecido por los golpes que recibió en la cabeza con un objeto romo. De hecho, buzos de la Guardia Civil han vuelto este martes al embalse en el que apareció el cadáver para seguir peinando el fondo en busca de más pistas relacionadas con el crimen y tratar de localizar el objeto con el que pudo materializarse la agresión. Los buzos del instituto armado, a bordo de lanchas zodiac, trabajaron a lo largo de toda la mañana en este embalse, situado en el ayuntamiento de Villayón, a escasos 10 kilómetros de Navia, localidad costera donde se vio por última vez con vida a la mujer.

Javier L.O. era el principal sospechoso del crimen para la Guardia Civil, a pesar de que él, que es vecino de la zona y conocido de la víctima y de su familia, había asegurado en entrevistas a los diarios regionales que no tenía ninguna relación con su muerte. No obstante, fue detenido en Navia el pasado viernes como presunto autor de la muerte de Paz Fernández, con quien fue visto por última vez en dicha localidad el 13 de febrero.

La Guardia Civil realizó durante todo el fin de semana varios registros en las dos viviendas habituales del arrestado, de las que recabó muestras que fueron remitidas al laboratorio de criminalística. El hombre conservaba conversaciones de Whatsapp en las que, según afirmaba, la mujer se mostraba angustiada y preocupada, y aseguraba que el día de la desaparición, el 13 de febrero, la había invitado a cenar a su casa, pero no acudió.

La mujer había reservado el 13 de febrero una habitación en un hostal en Navia, adonde iba con cierta frecuencia, pero no llegó a dormir en el establecimiento. Al día siguiente, fue encontrado su vehículo junto al hospital de Jarrio, en el vecino municipio de Coaña, a unos 14 kilómetros del embalse donde fue hallado su cadáver, así como su perro, suelto por las calles de Navia. El cadáver fue encontrado flotando sobre las 15:50 horas del pasado martes en una zona de difícil acceso en una orilla del embalse, en las proximidades de un cámping. El cuerpo de Paz Fernández presentaba múltiples contusiones y un golpe en la cabeza y, aparentemente, había sido lastrado.