The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Prevalece la calma en Siria tras las primeras horas de tregua

George Ourfalian

A pesar de que pasada la medianoche facciones islamistas atacaron posiciones del régimen cerca de la ciudad cristiana de Mahrada, el alto al fuego parece estar respetándose entre el régimen y los rebeldes. "El alto el fuego está siendo respetado en la mayoría de regiones de Siria pero hay pequeños grupos rebeldes y de las fuerzas leales al régimen que intentan destruir la tregua", ha informado a AFP Abdel Rahman, director de la ONG Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

Se espera que el frágil pacto podría marcar un punto de inflexión y marcar el comienzo de las conversaciones de paz destinadas a poner fin a un conflicto de casi seis años y que ha matado a cerca de medio millón de personas y desplazado a la mitad de la población siria. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha calificado lo acordado como una "oportunidad histórica". "De ninguna manera hay que dejar pasar esta oportunidad. Es una oportunidad histórica", ha declarado Erdogan en una rueda de prensa en Ankara. Para el jefe de la diplomacia siria Walid Muallem, el acuerdo ofrece una "verdadera oportunidad" para llegar a "una solución política". Estados Unidos acogió favorablemente el anuncio expresando su deseo de que la tregua sea "respetada por todas las partes" del conflicto. "Las informaciones relativas a un alto el fuego en la guerra civil en Siria representan una evolución positiva. Todo esfuerzo para detener la violencia, salvar vidas y crear las condiciones para negociaciones políticas renovadas y constructivas es bienvenida", ha apuntado el portavoz de la diplomacia estadounidense Mark Toner.

La medianoche del jueves al viernes entró en vigor un alto al fuego entre el régimen sirio y rebeldes. Rusia, que apoya a Bashar al-Asad, y Turquía, principal valedor de los que se levantaron contra él en 2011, son los garantes de la tregua. Según el ministro de Defensa ruso Serguei Choigu, firmaron el acuerdo con el gobierno de Damasco grupos que representan a unos 62.000 rebeldes armados. Sin embargo, las organizaciones terroristas, como Estado Islámico, han quedado excluidas del acuerdo.