Podemos tumba en el Congreso el decreto del alquiler del Gobierno

Economía y Capital

Podemos tumba en el Congreso el decreto del alquiler del Gobierno
Foto: J.P.GANDUL

Podemos ha votado finalmente en contra del decreto de medidas urgentes en materia de vivienda del Gobierno, lo que ha imposibilitado su aprobación en el Congreso de los Diputados, que este martes ha aprobado siete de los ocho decretos ley que el Gobierno había aprobado con urgencia.

Esto significa que, ahora que el decreto ha sido rechazado, dejarán de estar en vigor medidas como la ampliación de la prórroga de los contratos de alquiler de tres a cinco años y en lo relativo a estos contratos se volverán a aplicar las leyes anteriores. Este cambio no afecta a los contratos firmados desde la publicación del decreto ley, el 19 de diciembre de 2018, hasta la tarde de este martes.

«El resultado negativo en la votación de convalidación produce la inmediata cesación de los efectos del decreto ley y su desaparición del ordenamiento, pero no la anulación de los efectos producidos durante su vigencia«, dice el Congreso en una sinopsis sobre el artículo 86 de la Constitución.

El decreto del Gobierno, que ha sido rechazado por el PP, Podemos, Ciudadanos y ERC, entre otros, ampliaba el plazo de prórroga de los contratos de alquiler a cinco años, pero no regulaba los precios de los alquileres, un punto que que Podemos considera necesario.

La norma ha sido rechazada con 103 votos a favor, 243 en contra y una abstención después de que Podemos anunciara que no apoyaría el decreto porque no incluye medidas que la formación acordó con el Gobierno en las negociaciones de los Presupuestos Generales del Estado de 2019.

Podemos ya había pedido al Ministerio de Fomento que retirara el real decreto por no contemplar la regulación de los precios del alquiler en zonas “tensionadas” dentro de las ciudades y que tampoco incluía medidas relativas al Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en viviendas vacías, así como tampoco contaba con un preaviso en los contratos de arrendamientos de seis meses.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, por su parte, ha defendido el real decreto ley de vivienda ante la “urgencia” de aprobar un “primer paquete de medidas” de carácter social que reviertan la reforma en el mercado inmobiliario que hizo el Gobierno del PP en 2013, que considera que fomentó la subida de los precios de los alquileres.

Las negociaciones entre Podemos y el Gobierno se han intensificado en las últimas horas antes de la votación en el Congreso y, aunque el Ejecutivo está de acuerdo en la mayoría de las medidas que propone la formación morada, finalmente no ha logrado alcanzar un acuerdo.

El Ministerio de Fomento había ofrecido a Podemos convalidar este decreto a cambio de presentar un texto nuevo que tuviera medidas complementarias al alquiler o tramitar el decreto como un proyecto de ley, para ser enmendado, o incluso introducir enmiendas en este ámbito a través de los Presupuestos Generales de 2019. Para Podemos, esta propuesta era insuficiente, por lo que ha insistido en que el Ejecutivo debe traer un nuevo real decreto «con todo».

Esta derogación supone el cuarto real decreto ley que decae en 40 años, el último fue el de la reforma del sector de la estiba, el 16 de marzo de 2017.

Las medidas que sí han sido aprobadas este martes están relacionadas con la subida de las pensiones y los salarios del sector público, el impulso de medidas fiscales, herramientas macroprudenciales, directivas sobre el transporte, el desarrollo de las comarcas mineras y el cine. De todos ellos, el decreto que revaloriza las pensiones y actualiza las bases de cotización ha sido el que más ha peligrado, pero el acuerdo en el último momento entre el Gobierno y Unidos Podemos ha permitido que salga adelante con 181 votos a favor, uno en contra y 164 abstenciones mayoritariamente del PP.