Organismos, empresas y ONG declaran guerra al plástico más allá de las bolsas

Economía y Capital

Organismos, empresas y ONG declaran guerra al plástico más allá de las bolsas
Foto: Amit Dave| Reuters

Diversas instituciones públicas y privadas, así como empresas y ONG, se sumarán el 5 de junio al Día Mundial del Medio Ambiente con iniciativas y llamamientos a favor de un modelo de producción y consumo que prescinda de los plásticos de un solo uso, no solo en bolsas, sino en todas sus manifestaciones. En España se han organizado diversas actividades con motivo de la efeméride, como la Carrera por el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible-EcoRun, que tendrá lugar en la Casa de Campo.

El Día del Medio Ambiente, creado por Naciones Unidas en 1974, se celebrará bajo el lema «Sin contaminación por plástico», una semana después de que la Comisión Europea (CE) anunciara su intención de prohibir este material en objetos cotidianos como bastoncillos para los oídos o cubiertos desechables, para los que existen alternativas sostenibles. Un objetivo que se suma a la estrategia de obligar a que, a partir de 2030, todos los productos de plástico estén diseñados para ser reutilizados o reciclados y a la prohibición, a partir de 2021, de las bolsas ligeras que no estén fabricadas con material compostable.

La jornada de mañana pretende llamar la atención sobre la necesidad de reducir la pesada carga que supone este material en la naturaleza, que constituye una amenaza para la vida marina y humana y destruye los ecosistemas naturales. Según datos difundidos por la ONU, cada año se vierten en los océanos ocho millones de toneladas de plástico. Por su parte, la Ocean Cleanup Foundation ha alertado de que la conocida como ‘isla de plásticos’, una zona de alta acumulación de residuos flotantes detectada en el Pacífico oriental, contiene cerca de 1,8 billones de piezas o fragmentos plásticos.

En el caso de España, donde el 75% de la basura de las playas es plástico, el medio ambiente «ha sido y es el pagano del convulso momento político que arrastramos, como también fue uno de los grandes afectados por la crisis económica», según la directora ejecutiva de la Sociedad Española de Ornitología, Asunción Ruiz. La ONG pone el acento en la necesidad de acabar con basura que «inunda la naturaleza», tanto los plásticos como el resto de residuos no biodegradables, «un reto que pasa por encaminarnos, sin pausa y con prisa, hacia un modelo de residuos cero«, ha añadido.

Algunas empresas han anunciado medidas al respecto en España. Es el caso de Lidl, que se ha comprometido a dejar de comercializar bolsas de plástico de un solo uso antes de que acabe 2018. Destaca asimismo la puesta en marcha por la diseñadora María Malo de una campaña de sensibilización sobre las consecuencias de los residuos plásticos en el mar con la creación de una colección de baño hecha a partir de estos materiales y de redes de pesca recogidos en playas y bosques, informa Efe.