The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Chipre, Israel e Irlanda, entre los países clasificados para la final de Eurovisión

Redacción TO
Última actualización: 27 Nov 2018, 1:56 pm CET
Foto: Pedro Nunes | Reuters

Austria, Chipre, Israel, Irlanda, Estonia, Lituania, República Checa, Bulgaria, Albania y Finlandia se han clasificado para la final de Eurovisión, que se celebra este sábado en Portugal. Estos diez países se suman a los seis que ya se preparan para la gala final: España, Italia, Alemania, Francia, Reino Unido y Portugal.

Chipre e Israel eran favoritos en las apuestas, por lo que su clasificación no supone una sorpresa. Sí lo fue la clasificación de Irlanda para la final, pues es la primera vez que lo logra en cinco años, a pesar de ser el país que más veces ha ganado el festival.

La semifinal estuvo marcada por actuaciones llamativas, llenas de juegos de luces e incluso de acrobacias en algunas ocasiones. Los aplausos del público, especialmente intensos en el caso de Israel y Chipre, han demostrado el buen recibimiento de los asistentes a estos artificios. Entre tanta luz ha destacado la actuación de Irlanda, que ha vuelto a lo grande con una propuesta íntima.

Todos los aspirantes, 19 en total, han actuado tras ser presentados a través de las postales, vídeos de 30 segundos en los que aparecen en diferentes de Portugal, que es el anfitrión del festival por primera vez en su historia. En estos vídeos, los participantes han aprovechado para homenajear a Salvador Sobral, el ganador de la pasada edición, que ha sufrido problemas de salud graves en los últimos meses.

Algunos participantes de la pasada edición, que compitieron con Sobral, interpretaron en el vídeo el tema ganador, Amar pelos dois (Amar por los dos).

En estos vídeos ha aparecido el representantes español de 2017, Manel Navarro, escasos minutos antes que los candidatos de este año, Alfred y Amaia, que han respondido a la petición de una de las presentadoras y han entonado la melodía de su tema con “lalalás” en honor a Massiel, la ganadora de Eurovisión de 1968.