Nuevo récord de calor en Australia por segundo día consecutivo

Energía y Medioambiente

Nuevo récord de calor en Australia por segundo día consecutivo
Foto: Farooq Khan

Australia ha batido el récord del día más caluroso desde que hay registros por segundo día consecutivo, con una media nacional de 41,9 grados, un grado más que el día anterior, han informado este jueves fuentes oficiales citadas por AFP. La Agencia de Meteorología ha señalado que el miércoles ya se había alcanzado un récord de temperatura al sobrepasar los 40,9 grados del martes, que superaron el récord anterior de 40,3 grados en enero de 2013.

Mientras continua la ola de calor, este jueves se ha vivido la temperatura más alta de diciembre jamás alcanzada en Australia cuando la localidad de Eucla llegó hasta los 49,8 grados. El último diciembre más caluroso se había registrado en Birdsville, en Queensland, en el centro del país, con 49,5 grados en 1972.

Esta ola de calor podría empeorar todavía más la grave situación provocada por los incendios forestales en todo el país. El ascenso de las temperaturas es un signo de las consecuencias del cambio climático en Australia, donde los incendios, comunes en verano, han empezado este año de forma precoz y muy intensa. En los últimos meses centenares de incendios forestales se han declarado en todo el territorio, incluido un superincendio en el norte de Sídney, la mayor ciudad del país, que provocó la muerte de seis personas y destruyó 700 casas, además de devorar al menos tres millones de hectáreas de tierra.

Hoy mismo se ha declarado el estado de emergencia en el este del país ante la ola de calor, que está agravando los incendios forestales que arden desde noviembre, mientras aumentan las protestas contra la política climática del Gobierno.

Con temperaturas por encima de los 40 grados, la jefe de Gobierno del estado de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, ha declarado el estado de emergencia en su jurisdicción en los próximos siete días. «Nuestra mayor preocupación para los próximos días es la imprevisibilidad (de las condiciones meteorológicas)», ha dicho la jefa de Gobierno del estado de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, en una rueda de prensa en Sídney, en la que ha mencionado las condiciones de viento y calor «extremos» para justificar la medida.

El estado de emergencia, que permite a los bomberos cerrar carreteras u ordenar evacuaciones, es el segundo que se declara desde noviembre en Nueva Gales del Sur, la región más afectada por los incendios y por una de las peores sequías en el país, informa Efe.