The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Nueva Zelanda investiga el envenenamiento de un exespía ruso

Redacción TO

La Policía neozelandesa ha anunciado que está investigando las acusaciones de un exagente doble ruso, que ha denunciado que fue víctima de un intento de envenenamiento en la ciudad de Auckland en 2006.

Boris Karpichkov ha explicado este incidente a la televisión británica, después de que se conociera el caso del envenenamiento del exespía Sergei Skripal y de su hija Yulia, víctimas de un ataque con un agente neurotóxico, de fabricación rusa, en Salisbury, en el suroeste de Inglaterra.

Este incidente ha provocado una crisis diplomática entre Londres y Moscú, que se ha saldado con la expulsión de 23 diplomáticos rusos de Londres y la congelación de los contactos bilaterales. Según la primera ministra británica, Theresa May, Rusia ha reaccionado “con sarcasmo, menosprecio y resistencia” ante lo sucedido y su respuesta “ha demostrado un completo desprecio por la gravedad de los acontecimientos”.

En medio de esta crisis diplomática, Karpichkov ha relatado al programa televisivo Good Morning Britain el momento del envenenamiento en una de las calles principales de Auckland. "En seguida, sentí una especie de polvo que alguien me había lanzado en la cara".

Nueva Zelanda investiga las acusaciones de envenenamiento de un exespía ruso

Declaraciones de Boris Karpichkov en televisión. | Foto: Good Morning Britain/ITV/You Tube

El exespía afirma que se mareó inmediatamente y que por la noche tuvo una erupción cutánea. Además, ha declarado que a consecuencia del envenenamiento, padeció problemas de saludperdió 30 kilos en los dos meses siguientes.

"Karpichkov se encontraba en Nueva Zelanda entre junio de 2006 y octubre de 2007. Estamos examinando nuestros archivos para evaluar las informaciones que podamos tener sobre este hombre. Necesitaremos tiempo para llevar a cabo esta evaluación", debido a la antigüedad del caso, confirma la Policía.

El exespía también dijo que, antes del ataque contra Sergei Skripal, se había enterado de que ambos estaban en una lista negra de ocho hombres de los servicios secretos rusos, destinados a ser asesinados, informa AFP.