Nueva York inaugura una línea telefónica para denunciar abusos de clérigos

Mundo Ethos

Nueva York inaugura una línea telefónica para denunciar abusos de clérigos
Foto: lucian_andrei

Nueva York ha inaugurado una línea telefónica para denunciar los abusos de clérigos, así como un formulario de quejas online, instando a las víctimas de abusos por parte de sacerdotes a revelar sus casos. La creación de esta línea llega tras la publicación de un informe que descubrió la existencia de al menos 1.000 víctimas en Pensilvania.

“El informe del gran jurado de Pensilvania arrojó luz sobre los actos increíblemente perturbadores y depravados del clero católico, ayudados por una cultura de secreto y encubrimientos”, ha dicho la fiscal general de Nueva York, Barbara Underwood.

La línea, que conecta a quienes llaman con la oficina del fiscal general, está dirigida a víctimas, testigos y cualquier otra persona que tenga información sobre clérigos relacionada con abusos.

“Las víctimas de Nueva York también merecen ser escuchadas, y haremos todo lo que esté a nuestro alcance para brindarle la justicia que merecen”, ha añadido, y ha instado a “todas las víctimas y a cualquier otra persona a comunicarse” con esta línea telefónica. Todas las acusaciones que lleguen serán investigadas y las identidades de las víctimas y los testigos serán protegidas, han asegurado funcionarios de la oficina del fiscal general.

Además de inaugurar la línea y pedir testimonios, la Fiscalía de Nueva York ha anunciado una nueva investigación, con la convocatoria de las diócesis, sobre acusaciones de abuso sexual a niños cometido por sacerdotes, así como sobre el supuesto encubrimiento por parte de entidades de la Iglesia de estos abusos.

Los servicios de la fiscal general de Nueva York “convocaron o están convocando” a los responsables de ocho diócesis del estado de Nueva York, que afirma contar con una población de siete millones de católicos, para averiguar si hubo intentos de encubrimiento de los abusos, ha explicado el portavoz de la organización que representa la diócesis de Nueva York, Dennis Poust.

Barbara Underwood persigue un endurecimiento de la ley en Nueva York para permitir que las víctimas inicien demandas civiles hasta los 50 años y presenten cargos penales hasta los 28 años. En la actualidad, las víctimas solo pueden iniciar causas civiles o presentar cargos en la mayoría de los tipos de abuso sexual a menores hasta los 23 años, informa AFP.