Muere Chris, la oveja con la lana más pesada del mundo

Mundo Ethos

Muere Chris, la oveja con la lana más pesada del mundo
Foto: Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals

La oveja Chris, un merino famoso que fue descubierto una vez con la lana más pesada del mundo, ha muerto en Australia. El animal despertó atención a nivel mundial en 2015 tras haber sido rescatado del campo, ya que no le habían cortado la lana desde hacía seis años. Su lana pesaba el doble que su cuerpo.

Los cuidadores de la oveja, de una granja de Nueva Gales del Sur, han dicho que murió de vejez. «Estamos desconsolados por la pérdida de esta alma dulce, sabia y amigable», ha afirmado la granja Little Oak Sanctuary. La cuidadora, Kate Luke, ha asegurado al diario australiano The Canberra Times que «su muerte surgió de la nada».

La oveja Chris ganó muchos seguidores y cientos de australianos incluso se ofrecieron como voluntarios para adoptar estos animales tras conocer la historia de la oveja Chris. En ese momento, los expertos en bienestar animal advirtieron que el peso de la lana —cinco veces superior al tamaño normal— era un riesgo para su salud.

Ian Elkins, un campeón nacional de esquila, llevó a cabo el corte que le salvó la vida: le liberó de 41,1 kilos de lana. Tras esto, se confirmó que la oveja había conseguido un récord mundial por tener la lana más pesada del mundo. El experto dijo en su momento que «nunca había visto algo así en 35 años de trabajo». El esquileo ayudó a la salud del animal, manteniéndolo fresco en el calor del verano y protegiéndolo contra las moscas y la «ceguera de la lana» —daño causado a su vista por la lana que es demasiado larga—.

Su lana se exhibe en el Museo Nacional de Australia. Su historia fue reconocida en un libro ilustrado para la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals (RSPCA). El santuario de animales ha afirmado que Chris ha muerto con 10 años de edad.