Muere Kirk Douglas, uno de los últimos iconos del Hollywood dorado

Cultura

Muere Kirk Douglas, uno de los últimos iconos del Hollywood dorado

Douglas trabajó en más de 80 películas, entre las que destaca su papel en Espartaco y fue nominado en tres ocasiones al Oscar

La leyenda Kirk Douglas, uno de los últimos iconos de la era dorada de Hollywood, ha fallecido este miércoles a los 103 años, dejando un legado que marcará por siempre la historia del cine.

Desde el esclavo Espartaco, espada en mano, hasta el pintor perturbado Vincent van Gogh y la leyenda de vaqueros Doc Holliday, Douglas (Nueva York, 1916) trabajó en más de 80 películas y fue nominado en tres ocasiones al Oscar.

«Con gran tristeza mis hermanos y yo anunciamos que Kirk Douglas nos ha dejado hoy», he escrito en redes sociales su hijo, el también actor Michael Douglas. «Para el mundo era una leyenda, un actor de la época dorada del cine que vivió hasta bien entrada su época dorada (…), pero para mí y mis hermanos Joel y Peter era simplemente papá».

«Deja un legado en el cine que perdurará por generaciones, y una historia como un renombrado filántropo que trabajó para ayudar al público y traer la paz al planeta», ha añadido.

Una de las última veces que fue visto en público fue cuando Michael recibió una estrella en el paseo de la fama de Hollywood, en noviembre de 2018.

«Quise ser actor desde que era un niño de segundo grado. Hice una obra de teatro y mi madre hizo un delantal negro e interpreté a un zapatero. Después de la actuación, [mi padre] me dio mi primer Óscar: un cono de helado», tuiteó la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, citándole. «Adiós a una leyenda de Hollywood».

«Huella indeleble» 

Hijo de inmigrantes rusos analfabetos, Issur Danielovitch fue el nombre que recibió al nacer en un barrio pobre de Nueva York, donde estudió actuación en la Academia de Artes Dramáticas.

Champion de 1949 le valió su primera nominación al Óscar a mejor actor, un premio que nunca ganó y que llegó a la familia a través de su hijo con su papel en Wall Street (1987). Más tarde, recibió un Óscar honorífico en 1996.

Entre sus personajes más famosos destacan los de la biopic de Van Gogh en 1956 Lust for Life, Duelo de titanes (1957), Espartaco (1960) y Siete días en mayo (1964).

«Dejó una huella indeleble en el cine», expresó la presidenta del sindicato de actores (SAG), Gabrielle Carteris, sobre «una de las últimas leyendas que quedaban de la época dorada de Hollywood». «Fue una voz poderosa que ayudó a terminar con la lista negra» en Hollywood, ha añadido en referencia a la práctica de negar empleo a profesionales del entretenimiento entre los años 1940 y 1960 bajo sospecha de tener simpatía o lazos comunistas. Y es que, Douglas sacó de las sombras al guionista vetado Dalton Trumbo, al colocar su crédito en Espartaco.

«Kirk conservó su carisma de estrella de cine hasta el final de su maravillosa vida», ha escrito el director Steven Spielberg. «Echaré de menos sus notas escritas a mano, cartas y consejos paternales, y su sabiduría y coraje».

«Necesitamos un verdadero Espartaco», escribió por su parte la estrella de Seinfeld Jason Alexander. «Una de las mayores estrellas de todos los tiempos y un brillante actor con un inolvidable y ardiente carisma», ha dicho también Mark Hamill, de Star Wars.

«Te amo, Espartaco, como el padre que nunca tuve», ha escrito la actriz Jamie Lee Curtis, citando una de las líneas de su padre Tony Curtis en la cinta de Stanley Kubrick. «Tuve un padre y él te amaba como el mundo te amaba».

Douglas se vio forzado a retirarse por los problemas para hablar que le causó un derrame cerebral en 1996.

Y fuera de los sets de filmación, se hizo con su ahora viuda, Anne Buydens, de 100 años, cada vez más filantrópico, expresando su intención de donar a obras de caridad la mayor parte de su fortuna cuando ambos murieran.