The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Argentina

Movimientos sociales bloquean las calles de Argentina para reclamar los subsidios prometidos

Redacción TO
Última actualización: 12 Dic 2018, 4:48 pm CET
Foto: Marcos Brindicci | Reuters

Miles de activistas de los movimientos sociales de pobres y desocupados de Argentina participaron este miércoles en una jornada de protesta con bloqueos de rutas, puentes y calles para reclamar subsidios al gobierno de Mauricio Macri.

Las organizaciones sociales se movilizaron con grandes carteles y, al compás de los tamboriles, organizaron ollas populares para dar comida a los manifestantes.

Los piquetes provocaron desde primeras horas del día embotellamientos en la periferia de Buenos Aires y en la propia capital, donde el gobierno del presidente Macri dispuso un amplio despliegue de fuerzas de seguridad con cientos de efectivos armados con bastones, cascos y escudos, y apoyados por pistolas lanzagases.

“El gobierno tiene una deuda social tremenda. Se aprobó una ley (en 2016) para aumentar los subsidios pero todavía no se erogó un solo centavo de partidas presupuestarias para la lucha contra la indigencia”, dijo a la prensa uno de los líderes sociales, Juan Grabois.

En respuesta a las protestas, el presidente Macri dijo desde la casa de gobierno: “Queremos mantener el diálogo”. En este sentido, anunció un plan empresario-sindical para alentar la producción automotriz, después de una caída del 10% en la fabricación de vehículos en 2016 respecto de 2015 y con cientos de suspensiones en las plantas.

En Argentina, un tercio de sus 42 millones de habitantes está en situación de pobreza, según cifras oficiales. Desde que Macri asumió la presidencia, en diciembre de 2015, más de 1,5 millones de personas cayeron en la pobreza, según el Observatorio Social de la privada Universidad Católica.

Así mismo, las marchas y bloqueos de este miércoles coincidieron con el inicio de una huelga de 48 horas de miles de docentes, quienes reclaman una mejora de los salarios, lo que dejó a unos 4 millones de alumnos sin clases.

Además, la atención en 600 hospitales de todo el país se vio afectada por otra protesta salarial de organizaciones de médicos.