The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Miles de pensionistas denuncian en París la pérdida de poder adquisitivo

Redacción TO
Última actualización: 15 Mar 2018, 7:06 pm CEST

Miles de pensionistas franceses han salido este jueves a las calles de París para protestar por la progresiva pérdida de poder adquisitivo del colectivo tras la subida de impuestos que ha realizado el gobierno francés y que, según justifica el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se debe a un acto de “solidaridad intergeneracional”, informa Efe. La medida se puso en marcha el pasado 1 de enero y afecta al 60% de los jubilados franceses, aquellos cuya pensión mensual supera los 1.283 euros netos, y busca compensar la reducción de las cotizaciones de paro y enfermedad que pagan los trabajadores en activo.

Convocada por nueve sindicatos, entre los que se encuentran la Confederación General de Trabajadores (CGT), Fuerza Obrera (FO) o Solidarios, miles de jubilados han marchado por el centro parisino, donde han reclamado a Macron que aumente sus pensiones y que no se les exprima. “A mi hija, la supresión de cotizaciones le ha supuesto una subida de 15 euros, así que no veo a dónde va esa solidaridad”, ha declarado Monique, una mujer de 66 años que lamentaba la reducción de 100 euros que ha supuesto en su domicilio la nueva imposición legislativa.

Después de 49 años trabajando como peluquera, Chantal, de 79 años, ha estimado que el incremento de 1,7 puntos en el conocido como impuesto de Cotización Social Generalizada (CSG), que pasa del 6,6% al 8,3%, recortará en 500 euros anuales su poder adquisitivo. Algunas de las pancartas que han paseado los pensionistas han mostrado al presidente disfrazado de Robin Hood junto a la frase “Macron roba a los jubilados para dárselo a los ricos” o "¡Solidaridad, sí, cabezas de turco, no!”.

Macron pidió a dos jubiladas el pasado miércoles que hicieran un “pequeño esfuerzo” para ayudarle a relanzar la economía, después de verlas en una visita del presidente a la ciudad de Tours y de que le llamaran la atención por sus medidas presupuestarias.

El Gobierno ha alegado la futura reducción de la tasa sobre la vivienda, que planea aplicar en otoño, y que supondrá una mejora del poder adquisitivo de los jubilados. Esta es la primera medida que afecta directamente a este sector poblacional, que dio mayoritariamente su apoyo a Macron frente a la candidata de la ultraderecha, Marine Le Pen. El ejecutivo francés planea además una reforma de las pensiones de cara al verano de 2019 y que, entre otras medidas, reducirá el sistema de pensiones de los 37 regímenes actuales a uno solo.

Las organizaciones sindicales han convocado una huelga de funcionarios por la supresión de 120.000 puestos públicos el próximo 22 de marzo, cuando habrá también manifestaciones de ferroviarios. Sus representantes tienen que definir todavía si inician un parón a largo plazo contra las reformas en su sector.