The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Mexicanos sin salida: la desigualdad crece y su situación en EE.UU. empeora

Redacción TO
Última actualización: 18 Sep 2017, 10:13 pm CEST

La situación de los mexicanos no es la más deseable en estos momentos. A pesar de que la economía del país latinoamericano haya experimentado una mejora destacable en los últimos años, la inflación en 2017 y el debilitamiento del crédito bancario han comenzado a presionar al gasto doméstico. Estas circunstancias sólo alimentan uno de los mayores problemas al que se enfrenta la sociedad mexicana, que es -además de de la violencia- la desigualdad.

 

Una desigualdad desbordante

Los resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares ha revelado recientemente el tamaño de la desigualdad que impera en el país: el 30% de los hogares más ricos concentra el 63,3% de los ingresos nacionales, mientras que el 30% de los más desfavorecidos se embolsa apenas el 9% de la riqueza de país.

Para calcular la importante brecha entre mexicanos, los autores catalogaron los hogares del país en diez niveles: los que estuvieran más cerca del 10 son los más ricos y los más cercanos al 1, los más necesitados.

Esta desigualdad no se traduce sólo entre las clases sociales, sino también entre entornos de vida. Mientras que en las localidades rurales (menos de 2.000 habitantes), el ingreso corriente promedio trimestral por hogar en 2016 fue de 26.004 pesos, en las localidades de más de 2.500 habitantes (urbanas) ese ingreso fue de 52.215 pesos.

 

Dreamers que dejaron de soñar y muros por construir

Esto es para los mexicanos que viven en su territorio, aquellos que viven fuera tampoco lo tienen fácil. Los aproximadamente 35 millones de mexicanos que residen en Estados Unidos ven su estabilidad tambalearse por las políticas aplicadas por la Administración Trump, crítica con la inmigración -sobre todo con la proveniente de México, con quien el presidente norteamericano quiere levantar un muro-.

 

Mexicanos sin salida: la desigualdad crece y su situación en EE.UU. empeora 1

Los mexicanos se enfrentan a un muro que lleva años levantado. | Foto: Lucy Nicholson / Reuters

 

La polémica más reciente ha sido la de los dreamers, aquellos migrantes que llegaron a Estados Unidos antes de los 16 años y cursaron la escuela allí. Donald Trump decidió eliminar el programa migratorio de los dreamers -conocido como DACA-, una medida afectará a 800.000 jóvenes que gozan de la protección del plan que, entre otras cosas, les da permiso de trabajo. Barack Obama, precursor de este plan, criticó enseguida a su sucesor por su decisión “cruel”, “errada” y “autodestructiva”, de rescindir una amnistía migratoria para quienes llegaron ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños. Muchos de ellos resultan ser mexicanos de nacimiento.

Las polémicas políticas llevadas a cabo por la Administración Trump no hacen más que empeorar la opinión que tienen los mexicanos sobre su país vecino. En México, Estados Unidos tiene su peor imagen de la última década y media. Casi dos tercios de los mexicanos (65%) expresan una opinión negativa de Estados Unidos, más del doble que hace dos años (29%), según afirma una encuesta realizada por el Pew Research Center entre 1.000 encuestados en México. Las opiniones de los mexicanos sobre la relación económica con el vecino del también se están deteriorando, aunque menos dramáticamente: el 55% ahora dice que los lazos económicos entre México y Estados Unidos son buenos para su país, frente al 70% en 2013, refleja el estudio.

Esta erosión de la buena voluntad de México hacia Estados Unidos coincide con la baja aprobación del presidente estadounidense Donald Trump y una de sus medidas estrella: el muro que quiere, o quería, construir entre ambos países. Un abrumador 94% de los mexicanos se opone a la propuesta de Trump y sólo el 5% confía en él para hacer lo correcto con respecto a los asuntos mundiales, la calificación más baja de Trump entre 37 países encuestados en 2017. La calificación más baja de Barack Obama en México fue del 38% en 2011.

El mexicano medio se encuentra en estos momentos entre la espada y la pared, sin sensación de salida. Mientras la desigualdad aprieta entre los que habitan dentro de las fronteras mexicanas, aquellos que viven fuera -o que sueñan con hacerlo- tienen que asistir a una sucesión de políticas que amenazan su estabilidad o la construcción de una nueva vida allende.