The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Merkel presiona a Putin para que garantice los derechos de los gays en Chechenia

Redacción TO
Última actualización: 18 Dic 2018, 6:35 pm CET
Foto: Alexander Zemlianichenko | Reuters

La canciller alemana, Angela Merkel, llegó esta mañana al balneario ruso de Sochi para reunirse con el presidente, Vladimir Putin, en su primera visita a Rusia desde el 2015. Durante su encuentro, los mandatarios intercambiaron sus diferentes perspectivas acerca de Ucrania, la Guerra Siria y hasta la situación de los homosexuales en Chechenia.

Sobre el conflicto Siria, la canciller alemana reconoció que ambos "tienen opiniones distintas", pero deben seguir trabajando "por la paz". Por su parte, Putin ha declaró: "Hemos hablado de la reactivación del proceso de paz de Ginebra y también hemos pedido investigar el ataque con armas químicas".

Respecto a la situación en Ucrania y las sanciones europeas contra Rusia, Merkel expresó la esperanza de que sean levantadas en breve, sin embargo subrayó que eso sólo será posible si se cumplen los acuerdos de Minsk para el arreglo del conflicto separatista.

Durante la rueda de prensa, la canciller fue preguntada acerca de la posibilidad de una injerencia rusa en las elecciones que celebrará su país este año: "No temo una intromisión, aunque sí casos de desinformación grave, como en los países bálticos, donde se ha acusado a nuestros soldados", declaró, mientras que el presidente ruso aprovechó el contexto para negar injerencias rusas en los procesos electorales en Estados Unidos o Alemania: "Nunca hemos interferido en la vida política de otros países, y nos gustaría que nadie interviniese en la nuestra, pero estamos viendo que intentan hacerlo".

Por otro lado, Merkel calificó de "grave" las noticias sobre la existencia de campos de de concentración para homosexuales en Chechenia y aseguró que le había pedido "al presidente que ejerza su influencia para que se respeten los derechos de las minorías".

Durante un reunión con Vladimir Putin celebrada hace apenas dos semanas, el líder checheno, Ramzan Kadyrov, negó los informes sobre la purga anti homosexuales refiriéndose a las acusaciones contra el gobierno como “supuestas detenciones, supuestos eventos…”. Putin, por su parte, no pidió aclaraciones sobre sus comentarios ni realizó preguntas al respecto.