Meghan Markle denuncia al periódico ‘Mail On Sunday’ por publicar una carta privada

Mundo Ethos

Meghan Markle denuncia al periódico ‘Mail On Sunday’ por publicar una carta privada
Foto: TOBY MELVILLE| Reuters

La duquesa de Sussex, Meghan Markle, ha denunciado al periódico británico Mail On Sunday por publicar una carta privada, según ha informado su marido, el príncipe Harry, en un comunicado en el que condena una “campaña implacable” contra su esposa.

Afirma que se tomarán acciones legales porque la carta fue “publicada ilegalmente de manera intencionadamente destructiva” y, dirigiéndose a los lectores del periódico, asegura que este “les ha engañado a propósito, omitiendo estratégicamente algunos párrafos, algunas frases e incluso algunas palabras para esconder las mentiras que llevan contando desde hace un año”.

Por esta razón, el bufete de abogados Schillings, en representación de Meghan Markle, ha acusado al dominical de llevar una campaña contra ella llena de mentiras e historias falsas.

El príncipe Harry asegura que Meghan Markle está siendo perseguida por la prensa igual que lo fue su madre, la princesa Diana de Gales, que falleció en 1997 en un accidente de coche. “Lo que más miedo me da es que la historia se repite”, dice el duque de Sussex en un comunicado. “Perdí a mi madre y ahora veo a mi mujer siendo víctima de las mismas fuerzas poderosas”.

«Desgraciadamente mi mujer se ha convertido en una de las últimas víctimas de la prensa sensacionalista británica que lleva a cabo campañas contra individuos sin pensar en las consecuencias», afirma. «Esta propaganda implacable tiene un coste humano».

En febrero, el periódico publicó extractos de una carta escrita a mano por la duquesa y dirigida a su padre, Thomas Markle. En ella, según la versión del dominical, ella hablaba de lo dolida que estaba con su actitud. La aparente mala relación entre la duquesa y su padre salió a la luz cuando la pareja se casó el año pasado en Windsor, a las afueras de Londres, enlace al que el padre no acudió.

Por su parte, un editor del periódico ha negado que “la carta de la duquesa fuera editada de alguna manera para cambiar el sentido” de lo que quería decir.