The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Màxim Huerta dimite apenas una semana después de convertirse en ministro de Cultura y Deporte

Redacción TO
Última actualización: 14 Jun 2018, 7:53 am CEST

Màxim Huerta se convierte en el ministro que menos días ha durado en su cargo en la democracia. Fue el último nombre en mencionar el nuevo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al momento de crear su gabinete y el primero en irse. Designado al frente del Ministerio de Cultura y Deporte hace apenas una semana, Huerta ha dimitido tras conocerse que defraudó a Hacienda 218.000 euros y que tuvo que abonar por ello 366.000 euros. Según ha publicado este miércoles el diario El Confidencial, que cita dos sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), emitidas en mayo de 2017, el fraude fiscal ocurrió cuando trabajaba como presentador en El programa de Ana Rosa de Telecinco entre 2006 y 2008.

Huerta, según el TSJM, declaraba a través de una sociedad, lo que permitía tributar menos que si lo hubiera hecho como renta personal con el IRPF.

Durante la mañana de este miércoles el periodista y escritor había descartado dimitir, según comentó en declaraciones a Onda Cero, pero poco después, el ministerio del que Huerta es titular convocó una comparecencia de prensa en La Moncloa.

"Llegué a este ministerio hace una semana ilusionado, pero consciente de todo el trabajo que este país tiene por delante. La propuesta del presidente me hizo sentir el peso de la responsabilidad", ha iniciado. Después ha dicho que han tomado una decisión muy importante. Y que para ello ha pensando de manera autónoma y en "lo que más cree": "la cultura y la transparencia en la política".

Ha añadido que es "absolutamente inocente" y que está "al corriente con Hacienda". También que ha sido asesorado fiscalmente y que facturó a través de una sociedad limitada, como muchos de sus compañeros de profesión, cosa que "no era ilegal en ese momento". Ha afirmado que ha abonado la multa dos veces. Cuando la pagó a Hacienda y ahora, con su renuncia. "Me voy porque amo la cultura más que nada".

"Me voy para no partirme yo y me voy para que toda esa jauría no rompa el proyecto de Pedro Sánchez, en el que creo", ha concluido.