The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Hong Kong

La Policía de Hong Kong lanza gas lacrimógeno a los manifestantes junto al Parlamento

Redacción TO
Última actualización: 1 Jul 2019, 7:00 pm CET
Foto: Kin Cheung | AP

La policía de Hong Kong ha disparado gases lacrimógenos y ha cargado con porras contra los manifestantes en los alrededores del Parlamento este martes en medio de una caótica situación en el corazón de la ciudad. Ha ocurrido después de que un grupo de manifestantes antigubernamentales entrara por la fuerza este lunes en el edificio del Parlamento de Hong Kong, tras abrirse paso rompiendo ventanas de vidrio reforzado y retirando barras metálicas que bloqueaban su camino, informa AFP. Los disturbios se han producido durante una gran manifestación por el 22º aniversario de la retrocesión a China.

Imágenes de la televisión i-Cable News mostraban a decenas de manifestantes enmascarados, muchos con escudos caseros, metiéndose por la entrada del edificio tras horas de intentos. La Policía antidisturbios, que había utilizado gas pimientas para hacerlos retroceder, parecía haberse retirado más al interior del complejo.

La Policía, equipada con cascos y escudos, ha respondido a los manifestantes -algunos de los cuales lanzaban huevos- con gases lacrimógenos, gas pimienta y un despliegue de efectivos antidisturbios dentro del edificio, foco de las manifestaciones de las últimas semanas contra un proyecto de ley del Gobierno para autorizar las extradiciones a la China continental. El Gobierno de Hong Kong ha denunciado “extrema violencia” en la irrupción en el Parlamento.

Las manifestaciones reflejan el temor de los habitantes de Hong Kong ante la creciente influencia del Gobierno de China con la ayuda de líderes del mundo de las finanzas en la ciudad. En la madrugada del lunes, grupos de jóvenes encapuchados ocuparon y bloquearon las tres principales arterias de Hong Kong con barreras metálicas.

“Cuando escuché que había enfrentamientos fuera (del Parlamento), realmente me preocupé”, ha declarado Amy Siu, una contable de 37 años que participa en la manifestación. “Me preocupo por la seguridad de esos jóvenes. Espero que sean racionales”, ha contado a AFP. “No acuso a los jóvenes, acuso al Gobierno”, ha señalado un manifestante de 80 años que se ha identificado solo con su apellido, Yeung.

Erosión de las libertades

El movimiento, que nació del rechazo al proyecto de ley sobre extradiciones, fue ganando fuerza hasta denunciar también la acción del Gobierno local, en el que muchos hongkoneses dejaron de confiar al percibir que ha permitido, o incluso favorecido, que Pekín erosione sus libertades. Aunque Hong Kong fue transferida de Reino Unido a China en 1997, el territorio aún está administrado bajo un acuerdo conocido como “un país, dos sistemas”. Así, los habitantes del territorio disfrutan de derechos raramente vistos en la China continental, pero muchos sienten que lentamente el gigante asiático va superando el acuerdo.

En cada aniversario de la retrocesión, los activistas locales organizan enormes manifestaciones para reclamar sus exigencias democráticas, incluyendo la posibilidad de elegir a un Ejecutivo local por sufragio universal. En años recientes han sido capaces de movilizar enormes multitudes -incluyendo una ocupación de dos meses en 2014-, sin embargo, no han logrado concesiones de importancia por parte de Pekín.

Las protestas de este año, no obstante, tienen lugar después de tres semanas de manifestaciones contra el polémico proyecto de ley, que permitiría la extradición de detenidos en Hong Kong para que sean procesados por la justicia de China continental. Los manifestantes también exigen la dimisión de la jefa del Gobierno local, Carrie Lam, y que se abandonen los procesos contra las personas detenidas en las protestas de las últimas semanas. Debido a la magnitud de la insatisfacción popular, Carrie Lam ha decidido suspender temporalmente el tratamiento del controvertido texto.