Miles de personas se manifiestan en Hong Kong contra la construcción de islas artificiales

Economía y Capital

Miles de personas se manifiestan en Hong Kong contra la construcción de islas artificiales
Foto: Bobby Yip| Reuters

La escasez de alojamiento en Hong Kong es la excusa del Gobierno para desarrollar un plan que pretende construir islas artificiales para crear viviendas. Esta idea es rechazada por miles de ciudadanos que han tomado las calles para evitar este plan. Carrie Lam, la jefa ejecutiva de la ciudad, anunció la semana pasada un plan llamado Visión del mañana de Lantau, con el que se propone reclamar alrededor de 1.700 hectáreas de océano para construir infraestructuras y enlaces de transporte para crear un gran distrito de negocios y residencias  Las nuevas islas podrían acoger hasta 1,1 millones de habitantes en las próximas décadas.

Los que son críticos con el proyecto han dicho que es innecesario, insostenible y muy caro. Por su parte, los ecologistas han advertido de que destruirá los caladeros y los hábitats marinos.

El domingo, los manifestantes tomaron las calles céntricas de Hong Kong con carteles  de protesta y los niños llevaban dibujos de animales marinos y recortes de delfines chinos blancos, cuya población ha decrecido de forma dramática durante los últimos años debido a nuevas construcciones.

El proyecto de Lantau es el último gran plan de infraestructuras en convertirse en el blanco de las críticas de una población que considera que el Gobierno está gastando dinero en planes que tienen, como fin último, unir la ciudad a la China continental. Se cree que el plan pretende integrar Hong Kong con las ciudades del sur de China que se encuentran en la zona del Delta del río de las Perlas.

Los promotores del proyecto, sin embargo, afirman que el único objetivo es acabar con uno de los grandes problemas de Hong Kong: la falta de viviendas asequibles. La ciudad, hogar de 7 millones de personas, es uno de los mercados inmobiliarios más caros del mundo. Lam ha prometido que el 70% del nuevo terreno será usado para la creación de vivienda pública.

La idea de utilizar terreno artificial para nuevas construcciones ha estado en el debate público durante años. El aeropuerto de Hong Kong está construido sobre tierra artificial. Un 6% del área total de Hong Kong está construido sobre territorio artificial, y más de un cuarto de la población vive en este tipo de terreno, según una fuente gubernamental. No obstante, algunos detractores del proyecto aseguran que la ciudad todavía cuenta con terreno natural que se podría usar, como zonas agrícolas que están en manos de constructores, reservas indígenas o partes de los Nuevos Territorios.

El Gobierno todavía no ha hecho públicas las estimaciones del coste del plan, pero el secretario financiero ha admitido el domingo que será caro. Los escépticos aseguran que hay buenas razones que explican por qué todavía no se ha actuado. «Todavía no ha pasado nada por dos razones muy simples: no hay una necesidad real del proyecto y el Gobierno no tiene suficiente dinero para ponerlo en marcha»,  ha escrito Lam Chiu Ying, profesor de la universidad China de Hong Kong en el área de geografía y gestión de recursos, en el South China Morning Post.

Una de las grandes críticas que se hace al proyecto es que tardará demasiado en desarrollarse, por lo que no afectará al inminente problema de escasez de vivienda. La construcción comenzaría en 2025 y las primeras casas estarían disponibles en el 2032. Sobre esto, la parlamentaria pro-democracia y ecologista Eddie Chu, ha dicho: «El problema de vivienda necesita una solución urgente como residencias provisionales, no un mega proyecto que tardará 20 años en estar terminado», informa The Guardian.